FRANCIA (ADNSUR) - Los peluches, que podían "provocar lesiones, incluso perforaciones intestinales muy graves", fueron destruidos el miércoles por "aplastamiento o incinerados". "Estos juguetes, analizados por el laboratorio de aduanas de Lille [norte] resultaron ser peligrosos", señaló la misma fuente.

"El informe de peritaje da cuenta de numerosas irregularidades y en especial de costuras tres veces menos resistentes a las tracciones que las normas vigentes, dejando escapar imanes cerca de cuatro veces más potentes que el máximo autorizado y de un tamaño que permite ser ingeridos por niños", precisa la dirección general de aduanas.

Destruyeron 40.000 leones y perros de peluche por ser peligrosos para los niños

Los muñecos fueron interceptados "en agosto" provenientes de China "e iban destinados a una empresa con sede en la región parisina". Parte de los juguetes se envió para su análisis al laboratorio de Lille y el cargamento fue "bloqueado [en el puerto] a la espera de los resultados".

Teniendo en cuenta los análisis, "se decidió proceder a la destrucción del lote, bajo control de los servicios aduaneros. Este tipo de irregularidad es especialmente peligroso por estos imanes. Si son accesibles e ingeridos por accidente pueden provocar lesiones incluso perforaciones intestinales muy graves", señaló.

"Sorprendentemente, la empresa importadora proporcionó a las aduanas documentos emitidos por un laboratorio de pruebas en China que presenta que estos juguetes cumplen las normas", según la misma fuente.