CÓRDOBA - Las lluvias regresaron en la noche del miércoles a Córdoba luego de cinco meses y se extinguieron todos los focos de incendios forestales que se encontraban activos en las zonas serranas del valle de Punilla.

Según se informó oficialmente, en la tarde del miércoles había comenzado a gestarse una fuerte tormenta eléctrica en la zona noroeste del valle de Punilla, con la caída de cuatro rayos en el cordón serrano de Capilla del Monte, lo que ocasionó varios focos de incendios en la seca vegetación, que se extendieron hacia los alrededores.

"La cantidad de lluvia que está cayendo desde anoche es suficiente para extinguir totalmente los focos activos y calientes", dijo a los medios locales el director de Defensa Civil de la provincia, Diego Concha.

Los incendios tuvieron una tregua con la lluvia en en la ciudad de Cordoba. Foto La Voz
Los incendios tuvieron una tregua con la lluvia en en la ciudad de Cordoba. Foto La Voz

 

El funcionario añadió que este jueves se realizarán recorridos por las distintas regiones para constatar y asegurar que todos los incendios estén contenidos y extinguidos.

De a acuerdo a publicaciones de los vecinos en redes sociales, este jueves se registraban precipitaciones en los valles de Punilla, Calamuchita, Paravachasca, en los límites de Traslasierra, norte provincial y en localidades de varios departamentos.

De acuerdo a los datos preliminares oficiales, alrededor de 300.000 hectáreas de pastizales y montes nativos fueron alcanzadas por los incendios que desde junio se registraban en la provincia de Córdoba.