COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A fines de mayo vence el Decreto de Necesidad y Urgencia que impide despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de 60 días. La pregunta es ¿qué pasará en el mercado laboral una vez que pierda vigencia el decreto? 

¿Cómo se encuadran legalmente los casos de suspensiones, reducción horaria y salarios de trabajadores? “En principio no es legal despedir a una persona en el marco de la cuarentena porque hay una norma que lo prohíbe. El trabajador sabe que tiene un derecho, que está amparado por una Ley y que lo tiene que hacer valer. En el caso de que se encuentre con un despido puede controvertirlo, discutirlo y en este caso tendrá derecho a dejarlos sin efecto y en el caso de las suspensiones lo mismo”, explicó el Dr. Jorge Echelini, especialista en Derecho Laboral.   

Lo que sí permite la Ley es lo que se conoce como “suspensión concertada”, aquellas suspensiones en las que el trabajador con el empleador acuerdan el pago de una suma para palear este período de crisis. “El 95% de los empleadores está acudiendo a este mecanismo hoy en día para solucionar la crisis evidente –aclara Echelini- está amparada por la ley y es la única vía de escape por parte de los empresarios”. Este acuerdo puede ser individual o colectivo con cada sindicato.

Reducción de salarios

Mientras no se suspenda al personal y no haya una reducción se debe pagar el sueldo completo porque sigue habiendo una relación de dependencia. “Tiene que haber una cooperación seria  entre el empleador y el empleado; que el empleador no trate de sacar ventaja  de su empleado y de la crisis para poder ahorrar unos pesos y que el empleado sepa acompañar a su empleador en la crisis y que tampoco crea que poniéndose en una posición irreductible e innegociable se está salvando porque lo que puede pasar es que esta “salvación” dure un mes y que esto entre en una situación mucho más crítica que la que él creía que podía solucionar”, advirtió el especialista.

De este modo, trazó un panorama a corto plazo de la situación dijo que “yo creo que es la punta de un iceberg que se puede extender hasta septiembre y va a tener muchos caídos. No caemos en conciencia de la gravedad de la situación porque recién empieza, lamentablemente este mes de mayo va a ser muy duro y si esto no para, junio va a ser peor y los primeros caídos son los trabajadores. En los momentos de crisis al empresario le puede ir mal, se puede reponer, pero el trabajador es el primero que sufre porque su poder adquisitivo es el que lleva  el pan todos los días a la casa”.

En este marco, en Comodoro Rivadavia uno 8.000 empleados de comercio sufrirá una baja del 25 por ciento de sus sueldos. Se trata de un acuerdo a nivel nacional cerrado por la Confederación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS). La medida comienza a aplicarse en los sueldos de abril y no afectará a quienes se encuentran dentro de las actividades exceptuadas por la cuarentena.

Comerciantes y empleados en jaque

En este escenario adverso hasta el momento todos pierden. Empresarios, comerciantes y empleados en relación de dependencia. La rueda del comercio local no gira o como aseguraron desde la propia Cámara de Comercio local, solo lo hace en un 10 y 25 % con la venta on line.

Sin embargo, ahora las expectativas del sector están puestas en la reactivación de la actividad a partir de la apertura comercial que anunció este sábado el Gobierno de la provincia y que entraría en vigencia a partir del martes de esta semana en todo el ámbito chubutense. La medida se implementará de acuerdo a los protocolos sanitarios vigentes, en un horario especial de atención y según el último número del DNI.