CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - "Cartucho" era un perro viejo mestizo que hace tres años tenía jerarquía de sargento de la Comisaría 7ª de Corrientes y lamentablemente murió el domingo a media mañana al ser "embestido por un vehículo de la Policía".

Su muerte "fue producto de un accidente de tránsito, con nuestro propio móvil policial", afirmó el comisario Erasmo González, quien detalló que "el personal que entró de guardia se disponía a trasladar demorados" mientras que "Cartucho estaba en zona de la galería, donde siempre se ubicaba. Cuando el móvil estaba retrocediendo, no advirtió que el perro, en su afán de acompañarlo como siempre, se ubicó detrás del patrullero y no le dieron sus reflejos para correrse".

El animal fue despedido con honores en un acto que fue llevado adelante en la División de Canes, del que participaron el jefe de la Policía de Corrientes, Félix Barboza, entre otros funcionarios.

En la ceremonia se recordó al can que brindó servicio en la seccional 7ª y que al momento de su muerte tenía entre 17 y 18 años, según el médico veterinario Javier Aucar, quien lo atendió días atrás al sufrir una insuficiencia renal, según informó Telefé Noticias.

Despiden a Cartucho, el perro sargento de la Policía de Corrientes

La historia de "Cartucho" en la Policía de Corrientes trascendió la anécdota barrial luego de adoptar como su hogar a la Comisaría Séptima de la capital en escapadas desde la casa de su amo, el vecino y comisario Julio Vega, quien finalmente lo entregó al personal de esa seccional, informó ElOnce.com.

Por entonces su nombre era Milton y rápidamente se fue sumando a las tareas diarias, incluso en patrullas sobre la jurisdicción, la populosa barriada del ex Aeroclub de Corrientes.

"Cuando yo tenía seis años de carrera en la policía y trabajaba en la división de Alto Riesgo, 'Cartucho' ya tenía ese nombre y era conocido", recordaron. 

A Cartucho, el rango de sargento le fue otorgado en agosto del 2017, luego de que el director de la Policía Metropolitana de Corrientes, el comisario Julio Gómez, emitiera una directiva para prohibir la permanencia de mascotas en las seccionales, tras la mordida que "Cartucho" le dio a una niña de dos años que se acercó a la dependencia.

El revuelo que generó en el barrio el desplazamiento del perro repercutió en la cúpula policial y quien por entonces era el jefe de la fuerza en la provincia, el comisario General Eduardo Acosta, revirtió la medida, desplazó al director policial que había emitido la orden y categorizó a "Cartucho".

Diario El Litoral on Twitter

Fuentes: Telefé Noticias/El Litoral