Una mujer fue despedida del hospital en el que trabajaba en Florida, Estados Unidos, luego de burlarse en redes sociales de una bebé con una anomalía congénita.

Sierra Samuels, enfermera de cuidados intensivos neonatales en el Jackson Memorial Hospital en Miami, había tomado dos fotos del recién nacido, quien padece un defecto congénito en la pared abdominal, bajo la irónica leyenda "mi noche fue genial, boom!".

En la segunda imagen, también tomada dentro de la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital, Samuels había añadido un hashtag que hacía referencia a la enfermedad del joven, gastrosquisis.

A raíz de la difusión de las fotos las autoridades del lugar iniciaron una investigación, y tras dar aviso a la madre del bebé sobre la violación a su privacidad, se tomó la decisión de despedirla.