SANTA CRUZ (ADNSUR) - Unos 50 desocupados junto a sus familias cortan hoy la ruta provincial 43, en el norte santacruceño, en reclamo de trabajo, en tanto que en Pico Truncado no se dictan clases por la ocupación de las escuelas por parte de auxiliares de limpieza, que reclaman deudas salariales y estabilidad laboral.

El piquete interrumpe el tráfico petrolero y minero entre Pico Truncado y Las Heras desde esta madrugada y, según expresó el vocero del grupo, Oscar Melillán, "solo queremos nuestro trabajo y no tener conflicto con ningún otro sector".

La mayoría de los desocupados pertenecían a las empresas tercerizadas de YPF.

Por su parte, las auxiliares que ocupan nuevamente los edificios escolares de la localidad dijeron a Télam "queremos estabilidad y cobrar como corresponde, luego de tantos años de trabajo".

Margarita Vivar, comisionada de fomento de Koluel Kaike (localidad ubicada a unos 20 kilómetros de Truncado), informó que recibió esta mañana la partida para pagar a las auxiliares de limpieza, luego de haber hecho gestiones en Río Gallegos.

"Nos encontramos con el típico tema administrativo que retrasa todo", manifestó a medios locales, y aclaró que desde esa comisión, cuando llegan los fondos, "en 24 horas pagamos".

"No es responsabilidad de Kaike", deslindó la funcionaria provincial. "Hicimos este convenio para que no queden en el aire las personas que están trabajando. Si bien estoy a 20 kilómetros, esta es una medida humanitaria para colaborar. Si los fondos están, yo los pago", concluyó.