COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Soledad Díaz está a cargo de la Comisaría de la Mujer en la zona norte de Comodoro Rivadavia. En diálogo con Actualidad 2.0 indicó que "desde el 20 de marzo que arrancó el covid-19 estuvimos trabajando las 24 horas, y hubo un poquito mas de denuncias que el año pasado, no mucho", aclaró. 

"Hemos tenido muchos casos de desobediencia, y casos de abusos sexuales y maltratos de menores, violencia familiar con las medidas de protección, que las dejaron vigentes durante todo este tiempo de aislamiento", detalló.

"Los lugares y espacios siguieron funcionando, como La Casa, el refugio, fiscalía, defensoría", enumeró.

Si bien no hay un notorio incremento de violencia doméstica, sí aumentaron un poco más los casos de abusos, en un entorno intrafamiliar, que entre marzo y abril del año pasado fueron 14 denuncias y este año 18. "En otras circunstancias hay otros espacios, como la escuela, los hospitales, y demás donde los chicos pueden expresar lo que les pasa. Nos han tocado casos donde son los chicos los que nos han llamado o se han acercado a la comisaría a denunciar", dijo.

En esos casos, indicó que "buscamos que estén avalados por algún adulto, no porque no se les vaya a tomar la denuncia, sino para que haya alguien, algún familiar, algún tío, dependiendo el caso, que pueda seguir el proceso judicial".

Mencionó que el abuso no solamente se contempla el abuso sexual con acceso carnal, sino el abuso simple, contra la integridad sexual y otros. Sin embargo, el "acoso" no está tipificado por el código penal, por lo que si bien se toman esas denuncias, se puede buscar alguna medida de restricción, pero no buscar la condena.

"El adulto mandando hacia los niños fotos, tratando de intimar, que roza el grooming, en algunos casos llegan a concretar el encuentro. Esto se dio antes del aislamiento y durante también hemos tenido casos", agregó.