COMODORO RIVADAVIA - El fenómeno -conocido como "lluvia de Líridas"-  ocurre siempre en este momento del año y será visible desde este viernes a la noche, aunque su punto cúlmine está previsto para la noche del 22 de abril.

Las Líridas son meteoros que llevan su nombre por la constelación estelar de Lira. Lo que vuelve a este fenómeno más especial es que a su paso los meteoros dejan un rastro luminoso que persiste un tiempo, haciéndolo más visible.

Según reseña La Nación, la mitología griega cuenta que cuando el artista Orfeo murió, Zeus ordenó a un águila recoger la lira del fenecido músico , y en honor a su arte, hizo que el instrumento quedara dibujado en las estrellas. Así nació la constelación de Lira, y hacia allí habrá que mirar estas noches, para ver la lluvia de Líridas.

Es que las Líridas tienen la particularidad de que pueden producir bólidos, que son meteoros relativamente grandes que atraviesan la atmósfera como bolas de fuego. Además, el hecho de que este año coincida con la luna nueva va a ayudar a que esta lluvia de estrellas fugaces se pueda observar en su máximo esplendor.

Cuándo y dónde verlo

El fenómeno podrá observarse desde esta noche a la del 30 de abril . Su mayor intensidad se producirá en la noche del 22 de abril, donde será posible admirar en el cielo un número de estrellas fugaces que va de las 10 a las 20 por hora, según consigna el sitio de la Sociedad Americana de Meteoros.

Este fenómeno particular se produce cuando la órbita terrestre se acerca a la zona de desechos dejados por el cometa Thatcher (C/1861 G1), que se queman al entrar en contacto con nuestra atmósfera. El Thatcher orbita alrededor del Sol cada 415 años, aunque sus restos aparecen todos los años.

Otra de las ventajas de esta lluvia de estrellas fugaces tiene que ver con el hecho de que se podrá contemplar desde cualquier punto de la Tierra.

Se recomienda que para ver mejor las Líridas se puede echar mano a un telescopio, que por pequeño que sea puede ayudar a disfrutar aún más el fenómeno. Pero de todas formas, a simple vista, desde un lugar oscuro, son fáciles de percibir.

Fuente: La Nación