Mediante la Resolución 2125/2021 del Ministerio de Salud, se dio luz verde al aumento de las prepagas que se suma a la suba acumulada del 13,5% en lo que va de 2021 y del 10% correspondiente a 2020. De esta manera, el Gobierno destrabó la paritaria del gremio de Sanidad, que este jueves acordó un incremento de 45% para este año aplicable en cuatro tramos.

Más allá de lo salarial, en la normativa publicada este viernes se dispuso que cada aumento es "complementario y acumulativo", lo que significa que cada incremento se aplica sobre la cuota aumentada del mes anterior.

El artículo primero de la resolución reza que se autorizan "aumentos generales, complementarios y acumulativos" de hasta un 9% a partir del 1º de agosto, 9% a partir del 1º de septiembre, 9% a partir del 1º de octubre y el mismo porcentaje a partir del 1º de enero de 2022.

En los fundamentos, el Gobierno trasmitió que las entidades representativas del sector han expresado su preocupación por "el estado crítico en que se encuentran la mayoría de los prestadores", al tiempo que enfatizaron "la necesidad de incrementar los aranceles que perciben por las prestaciones que brindan, a fin de paliar dicha situación y garantizar su continuidad".

Asimismo se indicó que un informe de la Superintendencia de Salud determinó que resulta razonable autorizar aumentos generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para el mes de mayo de 2021.

Lo cierto es que la cuota de las prepagas cerrarán el año con un alza acumulado de 40,5%, que si se agrega el 9% previsto para el comienzo de 2022 estaría cerca del 50% en un año. En 2020, la única suba permitida fue en diciembre y alcanzó un 10%, aunque en 2019 se aplicaron ocho incrementos, lo que totalizó un alza del 60%.

Según las prepagas los aumentos otorgados entre marzo y mayo de este año, se utilizaron para cubrir lo que faltaba de la paritaria 2019-2020.