REINO UNIDO - Nigel Brookes vive en Reino Unido, tiene 34 años y hasta hace poco no era consciente de que es dueño de una pieza de colección que podría darle bastante dinero. 

En 1999, su madre le regaló una serie de cartas Pokémon guardadas en un álbum como agradecimiento por haber ayudado a su hermano pequeño cuando otros niños intentaban engañarlo para quedarse con sus cartas. Aunque Nigel no es un fan de la franquicia, ahora sabe que la colección podría estar valorada en 35.000 libras, unos 45.000 dólares.

 “Mi hermano llegó a casa entusiasmado con la carta nueva que había intercambiado con otros niños en la calle. Me di cuenta al momento de que los niños le habían dicho a mi hermano que sus cartas eran mejores y él les había dado las suyas, que realmente eran únicas. Así que mi hermano se entristeció cuando se lo expliqué y mi madre quiso que yo 'hiciese' de hermano mayor y lo solucionase”, reveló el británico de acuerdo al medio Ladbible.

Nigel pudo recuperar la carta de su hermano y su mamá decidió decidió regalarle una colección de cartas Pokémon que formaba parte de una edición limitada de Estados Unidos.

“No me interesaban los pokémon. En aquel momento fue una decepción porque la colección fue mi regalo de cumpleaños y yo quería otras cosas. Pero por aquel entonces no sabía que podía estar valorada en 35.000 libras. Lo hemos guardado en casa durante 20 años y lo vamos a poner a la venta para que algún coleccionista se ocupe mejor de las cartas”, contó.

Nigel explicó que la colección de 103 cartas, todas de primera edición y en pristine (perfectas condiciones) fue comprada a la editorial estadounidense ‘Wizards Of The Coast’, una subsidiaria de Hasbro.

Alguna de las cartas son "Mewtwo - 10/102 - Holo 1st Edition", "Nidoking - 11/102 - Holo 1st Edition", "Raichu - 14/102 - Holo 1st Edition" y "Zapdos - 16/102 - Holo 1st Edition", entre otras. 

El próximo 27 de julio saldrán a subasta. Richard Winterton, quien gestionará la venta, afirmó que el costo estimado de la colección oscila entre las 25.000 y 35.000 libras, y que está considerada como “el Santo Grial de los aficionados de Pokémon”.

Por su parte, Nigel aclaró que ha sido una decisión difícil, “ya que en 20 años puede que cueste el doble. Mis hijos están creciendo y me gustaría darles una infancia especial". "Con esta plato realmente podemos estar tranquilos y prepararnos para el futuro”, manifestó.