COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El último domingo, en un operativo de control encabezado por la Policía del Chubut y la Secretaría de Seguridad de Comodoro, un templo evangélico ubicado sobre la calle Viamonte -donde funcionaba "Los Años Dorados", fue desalojado. En el lugar se llevaba adelante una multitudinaria reunión religiosa con unas 150 personas en su interior. 

En ese contexto, la iglesia evangélica "Un encuentro con Jesús a las Naciones" se refirió al “allanamiento” que realizaron los efectivos policiales. “Si bien es cierto que personal policial se acercó al lugar debido a una denuncia anónima, no es cierto que no se estaba respetando un protocolo y distanciamiento. La policía llegó al lugar con armas, avasallando e intimidando a la gente sin respeto alguno, ni siquiera de los niños, y les molestó que teníamos permiso de hacer servicios”, indicaron.

“En el último Boletín publicado por el gobierno Provincial , Decreto 716 Artículo N°20, en relación a actividades de Culto nos habilita, con permiso del intendente de la ciudad, para hacer reuniones siempre y cuando se respete el 33,3% de la capacidad del lugar, con un procedimiento protocolar sanitario obligatorio”, remarcaron desde la iglesia de los pastores Jorge y Viviana Ojeda a Enfoque Evangélico.

Desalojo en el templo evangélico de Comodoro: según los pastores "no se ocupó ni un 20% de la capacidad" del edificio

Según aclararon, el ex local del boliche Años Dorados “tiene una capacidad para más de 1.000 personas, por ende no estábamos ocupando ni un 20% de su capacidad”.  Además aseguraron que se tomaron los recaudos protocolares y sanitarios dispuestos: distanciamiento de 2 metros entre sillas y de 2,5 metros entre personas paradas; máquina para tomar la temperatura, a Alfombras sanitizadoras, alcohol en gel y uso de barbijos y mascarillas de forma obligatoria a todos los presentes.

Finalmente desde la iglesia informaron que recibieron el apoyo del Consejo Pastoral de Comodoro. 

“Durante la semana el Consejo de Pastores tiene diferentes reuniones previstas con funcionarios municipales para seguir tratando los diferentes temas. Pero cabe destacar la inconformidad de todo el cuerpo pastoral de la ciudad al trato que se le dio a través de los medios a la iglesia", señalaron.