Una nueva polémica vinculada a la campaña de vacunación contra el coronavirus causó conmoción en Alemania, luego de que surgiera la noticia de que una enfermera  inyectó suero en lugar de la vacuna anticovid a miles de personas.

La información había comenzado a circular a mediados de abril, y se terminó por confirmar en las últimas horas, luego de que ella misma le contara a una colega lo ocurrido, quien posteriormente informó a las autoridades.

Según se supo, en seis oportunidades la mujer, ahora despedida de la Cruz Roja, reemplazó el medicamento por el suero fisiológico  alegando que supuestamente no quería comunicar que se le había caído al suelo una ampolla con el fármaco.

A través de un comunicado emitido por la región de Frisia, donde ocurrió el hecho, se explicó que se estima que la mujer aplicó este método con "un total de 8.557 personas".

"Tenemos que evitar el daño de estas personas, incluso si no sabemos cuántas personas están realmente afectadas", dijo el administrador de Frisia, Sven Ambrosya, citado por el medio local Der Tagesspiegel.

Cabe destacar que si bien la enfermera no fue detenida la policía investiga si este accionar tuvo motivaciones políticas, dado que se descubrió que la acusada había criticado en las redes sociales la campaña de vacunación.