Un diputado uruguayo del Partido Colorado que forma parte de la coalición de Gobierno local fue denunciado por obligar a sus empleados citrícolas a trabajar con coronavirus.

Se trata de Omar Estevez, quien admitió, en una conversación grabada de manera oculta, haber trasladado en colectivo a empleados suyos con coronavirus, y que aquellos que cursaban la enfermedad "nunca dejaron de trabajar".

La charla fue recogida por una de sus trabajadoras quien le reclamaba por mayores cuidados, argumentando que  no estaban dadas las garantías sanitarias para asistir, porque uno de los empleados de la cosecha estaba esperando el resultado de un análisis. 

“No me compliques por esa bobada”, le contestó el diputado por Salto tras el planteo. El audio fue publicado por la radio Sarandí, y se oye a Estevez afirmando que los trabajadores seguían yendo a trabajar con Covid-19.

“Yo tenía Belén (localidad de Salto) con ocho positivos en el ómnibus y nunca dejaron de trabajar”, afirmó además quien pidió ser recibido por la Comisión de Ética del Partido Colorado y por la bancada de esta fuerza en la Cámara de Representantes para explicar sus dichos y hacer su descargo. Y agregó: “Yo me contagié y no se hisoparon todos los diputados, se hisoparon los dos que estaban al lado mío"

Tras la difusión de la noticia Estevez emitió un comunicado donde señaló que se equivocó al “no utilizar las palabras correctas” y destacó que “jamás expondría la salud de ningún compatriota”.

“No se registraron contagios en mi empresa y siempre he velado por cumplir la normativa sanitaria y los protocolos correspondientes con responsabilidad”, remarcó.