CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Formosa es una de las dos provincias argentinas que no tiene casos de coronavirus. Allí, sin embargo, preocupa una situación particular que pone en riesgo a los vecinos, además de ser irregular. 

El titular de la UCR local, Martín Hernández, denunció públicamente y ante la Justicia que paraguayos cruzan la frontera de manera ilegal para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que otorga el Gobierno a través de la Anses, como ayuda social para los habitantes del suelo argentino.

En contacto con TN, explicó: "Siempre hemos denunciado esta situación; queremos que se termine esta metodología perversa de utilizar recursos del estado argentino para subsidiar una maquinaria electoral con extranjeros que no viven, no trabajan en nuestro pais, pero que a traves de gestores como el registro civil y en su momento la Anses, han logrado tener un documento argentino y obtener todos los beneficios subsidiarios de nuestro país".

Según el dirigente, no es una práctica nueva ya que en 2011, con su partido, habían "denunciado a 5.000 extranjeros que utilizaban esta metodología". Lo más preocupante es que, según manifestó, tienen el aval del Gobierno de Gildo Insfrán​.

"La mayoría de estas personas ha ingresado a esta metodología porque es la contraprestación por el voto", aseguró y añadió: "El gobernador defiende esta metodología. En actos públicos lo ha expresado, nos ataca y acusa de xenofobia. Nosotros somos absolutamente abiertos, somos hermanos, pero a los que viven en Paraguay, Bolivia, Brasil, no trabajan y solo quieren venir a cobrar, les decimos que no".

Según dijo, actualmente "son más de 20.000 o 30.000" los extranjeros que cruzan por los distintos pasos fronterizos del país para cobrar un plan social. "Es una sangría fiscal para la Argentina", afirma.

Paraguay tiene actualmente 788 casos confirmados de coronavirus, con 11 muertes.

"Somos un país muy abierto y los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino son bienvenidos, como dice el Preámbulo de la Constitución Nacional. Lo que queremos evitar son los vivos de uno y otro lado que lucran con los recursos de los argentinos, que se benefician con una política de estado de atención social y previsional", enfatizó.

Con su denuncia, el dirigente opositor asegura que la situación actual, en medio de la pandemia, es una oportunidad única para terminar con esta metodología. "Lo que necesitamos es que se puedan cruzar los datos beneficiarios de los países. Es la oportunidad que tenemos con los países extranjeros para eliminar a los que no corresponde", remarcó y agregó:  "Esta gente cobra IFE, AUH, Plan Hogar".

Según publica Clarín, el otro gran inconveniente que genera esta situación está puesta en la salud pública. Con las fronteras endebles, la gente puede cruzar sin problemas y pone en riesgo a la provincia y al país, en un contexto de pandemia."Queremos también, ante la emergencia sanitaria, evitar que crucen y evitar el contagio para resguardar la salud de todos los argentinos. También se da en Misiones con Brasil. Actuemos en serio, realmente apuntemos a cortar esta metodología perversa", reclamó.