Una organización denunció que tras la retirada de las tropas de Afganistán ante el triunfo talibán, los Estados Unidos dejo decenas de jaulas con perros que sirvieron para sus tropas abandonados en el aeropuerto de Kabul. El Pentágono negó las denuncias y afirmó que los animales no pertenecían a las fuerzas de Estados Unidos.

Veteran Sheepdogs of America -una organización que se centra en unir a los veteranos de guerra- informó que continúa trabajando para ayudar a evacuar del país a decenas de perros contratados que desempeñaron tareas militares junto a las fuerzas estadounidenses, menciona La Nación.

La cuenta oficial de Twitter de la organización sin fines de lucro publicó una imagen en la que pueden verse decenas de jaulas con los animales dentro en el aeropuerto de Kabul, e informaron que eso representaba apenas una parte de los caninos que quedaron abandonados.

Tweet de Veteran Sheepdogs of America

Según Joshua Hosler, el presidente de la organización, la ONG asumió la responsabilidad de rescatar a 51 perros de trabajo. Los animales están siendo alimentados por un contratista y una familia de refugiados afganos. “Están seguros”, informó, mientras busca recaudar dinero para sacar a los perros de Afganistán.

La versión oficial

Ante las denuncias, la corresponsal del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, Tara Copp, publicó un comunicado oficial en el cual asegura que “las fotos que circulaban en línea eran animales bajo el cuidado de Kabul Small Animal Rescue, no perros bajo el cuidado del ejército de Estados Unidos”.

“La misión prioritaria de Estados Unidos era la evacuación de ciudadanos estadounidenses, SIV [Inmigrantes con visados especiales] y afganos vulnerables. Sin embargo, para corregir informes erróneos, el ejército estadounidense no dejó ningún perro en jaulas en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, por incluir los reportados ‘perros de trabajo militar’”, detalló el comunicado.

Fuente: La Nación