MUNDO (ADNSUR) - Hace pocos días. se celebró la noticia de que China había aplanado la curva reflejando pocos o ningún caso nuevo de COVID-19 en Wuhan, donde nació el brote. Sin embargo, los medios japoneses Apple Daily HK y 47 news denunciaron que se trata de una mentira más del régimen de Xi Jinping: no hay casos porque ya no testean y por eso no hay “nuevos” casos locales. Asimismo, son varias las versiones que indican que China no sólo mintió sobre el brote, sino que “desapareció” a los médicos y otros expertos en salud que trabajaban en él y alertaron al mundo de lo que sabían, señaló el portal Infobae.

Por su parte, el mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, apuntó contra Xi Jinping y lo increpó por haber ocultado información. El presidente acusó a China de hacer ocultado información y si se hubiera sabido con anticipación, se podría buscado una solución. En ese sentido, la pandemia del nuevo coronavirus superó este domingo los 300.000 contagios y los 13.000 fallecimientos, según el balance global actualizado a este por la Universidad Johns Hopkins. El virus se ha extendido por 171 países y territorios, dejando tras de sí un total aproximado de 307.341 contagios y 13.049 muertos, según cifras actualizadas hasta las 11 GMT. Por otro lado, el número de personas que han conseguido curarse de Covid-19 asciende a 92.383.

Las denuncias contra el régimen chino enfurecieron a la población, luego de que se conocieran detalles de cómo fue que el Partido Comunista Chino maniató a los médicos que habían advertido sobre el peligroso brote que les recordaba al del SARS que impactó en el mismo país en 2002. La indignación estalló cuando se conoció la muerte del médico Li Wenliang quien había mandado un aviso por chat a sus colegas el 30 de diciembre pasado y pocos días después la policía le hizo firmar un compromiso de que dejaría de “hacer comentarios que perturbaban el orden público”. El 6 de febrero, finalmente, murió infectado por el COVID-19.