Desde el Area Programática Sur, la infectóloga Emilia Villivar señaló que aún no hay ningún caso confirmado de la variante Delta, más allá de las mutaciones que se conocieron tiempo atrás, como la Gamma o Landa. De todos modos, en forma periódica se envían nuevas secuenciaciones para realizar en el marco del proyecto PAIS, de vigilancia epidemiológica.

En ese marco, se enviaron muestras al Instituto Malbrán. Una de ella corresponde a una persona que llegó a Comodoro tras estar de viaje por Estados Unidos y México y podría tratarse de la cepa Delta, pero aclaró que la confirmación puede tardar hasta tres semanas.

“Hay resultados pendientes, sobre pacientes hisopados que estaban vacunados y que sin embargo contrajeron la enfermedad en forma severa, con internación en terapia y también sobre un viajero llegado del exterior, que estuvo dos semanas en Estados Unidos y luego en México, que se realizó el PCR para obtener el alta, finalizando su período de aislamiento y sin síntomas, dio positivo. Esa muestra fue enviada para secuenciar al Instituto Malbrán y los resultados tardan entre 14 y 21 días”.

Ante la pregunta de si es correcto denominar a ese caso como sospechoso de la variante Delta en la ciudad, la doctora respondió que “sí, con al antecedente de viaje al exterior sí, eso es lo que estamos buscando”.

También detalló que hasta el mes pasado, desde enero ingresaron a Comodoro y Rada Tilly un total de 35 personas provenientes del exterior, la mayoría de Centro América y Estados Unidos, además de algunos pocos desde Europa. 

“Todos habían hecho el aislamiento correspondiente y ninguno presentó síntomas, además de que desde hace algunas semanas se solicita el PCR para dar el alta epidemiológica. Salvo el viajero que comenté, nadie más dio positivo”, detalló.