PARAGUAY (ADNSUR) - El  tradicional “tereré” paraguayo, bebida ancestral de la cultura indígena guaraní, fue reconocida por la Unescomo como patrimonio inmaterial de la humanidad. El ministro de Cultura Rubén Capdevila, afirmó que es la primera manifestación paraguaya que ingresa en esa lista y manifestó su deseo de que este reconocimiento abra las puertas a otras representaciones culturales que presentarán en el futuro.

La bebida se prepara tradicionalmente en una jarra o un termo, se mezcla con el “poha ñana”, una hierba medicinal previamente machacada en un mortero. Y tiene sus raíces ancladas en las culturas precolombinas y su tradición ha sido trasmitida de padres a hijos. Se sirve en un recipiente en el que se añade mate (hierba) y se absorbe con una bombilla (sorbete o pitillo) de caña metálica. La preparación del tereré se efectúa acorde con un ritual íntimo recogido en una serie de códigos establecidos por los aborígenes, indicó Infobae.

El ministro destacó que su inscripción como patrimonio de la humanidad es también “un reconocimiento al papel de las mujeres paraguayas como responsables de esos preparativos y del mantenimiento de los elementos de esta manifestación cultural tradicional”.

Por su parte, la Unesco destacó también los beneficios para la salud del “poha ñana”, que se conocen gracias a esa sabiduría popular trasmitida entre generaciones. El tereré ya había sido reconocido como patrimonio nacional en 2019.