SAN JUAN (ADNSUR) - 47 jóvenes de San Juan fueron condenados a donar 188 pares de zapatillas a un merendero local tras realizar una fiesta clandestina en un domicilio particular. 

El hecho sucedió el pasado viernes a la madrugada cuando efectivos de la Comisaría 2ª se hicieron presentes en el lugar y constataron que había música y consumo de bebidas alcohólicas.

Es preciso remarcar que la provincia se encuentra en fase 5 y sólo pueden realizarse reuniones privadas con el límite de 12 personas y hasta las 00.

Los imputados que infringieron los artículos 205 y 239 del Código Penal Argentino — en perjuicio de la salud pública al haber violado las medidas para impedir propagación de una epidemia — fueron juzgados en un procedimiento especial de Flagrancia.

Deberán donar 188 pares de zapatillas a un merendero por romper la cuarentena y organizar una fiesta clandestina

Para la audiencia se usaron las cuatro salas de audiencia donde se respetó el distanciamiento social, mientras que los abogados siguieron el proceso por videoconferencia desde una sala ubicada en el subsuelo.

A 47 personas la Justicia les concedió el beneficio de la suspensión del juicio a prueba y les fijó una reparación simbólica que consiste en el aporte de 4 pares de zapatillas cada uno de los imputados y 4 pares de medias para el merendero “Rinconcito de Luz” ubicado en Villa Observatorio, Chimbas.

Además, los imputados deberán realizar trabajos comunitarios no remunerados, en las municipalidades de sus respectivos domicilios, por el plazo de 3 meses, 1 día a la semana, 2 horas por día.

Por otro lado, uno de los juzgados identificado como Rodrigo Cid fue condenado a 8 meses de cumplimiento condicional. Asimismo, durante 2 años deberá abstenerse de usar estupefacientes y de consumir bebidas alcohólicas en exceso y no cometer hechos delictivos.