COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -    En mayo de 2019, el entonces secretario de Planificación Territorial de la Nación, Fernando Álvarez de Celis ,acusó  Juan Pablo Luque - quien era viceintendente de Comodoro Rivadavia- de haber presentado una factura a Nación por 60 millones para la desobstrucción de canales pluviales pero sin antes haber presupuestado y haber hecho un pedido formal. 

Este miércoles se llevó a cabo la audiencia de conciliación, sin embargo, De Celis no se presentó. Luque, recordó que se trata de  “demanda personal” que le inició al ex funcionario por las acusaciones en su contra. “La audiencia de hoy - que era conciliatoria-  tenía que ver con una propuesta sobre el daño que llevó adelante por los medios de comunicación acusándome a mí de algún delito que se ha comprobado que no cometí”.

En este marco, señaló que el ex secretario nacional se debería haber presentado "proponiendo por ejemplo desdecirse de lo que ha manifestado. A rectificar y a pedir disculpas por las barbaridades que dijo , no lo hizo y por lo cual, la causa continua”.

“Obviamente el destino que llevará adelante por el perjuicio que llevó adelante conmigo será algo que definirá oportunamente”, adelantó sobre los pasos a seguir.

El intendente fue consultado sobre las obras que quedaron pendientes tras el compromiso del Gobierno Nacional , a través de Fernando de Álvarez De Celis, por la catástrofe de 2017. “Todo” dijo tras señalar que basta ir al barrio Juan XXIII para ver lo que no hizo esta gente y lo que ahora se está llevando adelante con el municipio y el gobierno nacional.

“El daño que le generó a los comodorenses la politización ha sido muy importante. Ha habido una decisión concreta de abandonar a Comodoro”, sostuvo en diálogo con La Cien Punto Uno.

Finalmente, Luque fue consultado sobre el inicio del juicio a ex funcionarios en la causa  por la "emergencia climática" por sobre precios para la compra de insumos para los afectados. "Esa causa me causa mucha indignación porque la vivimos desde adentro cuando comenzó toda la cuestión de ayudar a las familias. Se veía que compraban pastos para los damnificados y que se hayan servido de los fondos estatales, obviamente a uno lo indigna".