La situación sigue siendo compleja en la Provincia de Buenos Aires con un alto número de casos positivos de Covid 19 y con situaciones de tensión en el sistema de salud, ante una importante ocupación de camas en terapia intensiva. 

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan,  si bien reconoció una baja de ocupación de camas de terapia intensiva, se manifestó preocupado porque las liberaciones se producen por muertes y no por altas. Siete de cada diez pacientes con COVID-19 que ingresan a este área, advirtió.

Gollan indicó que si bien hay una baja de contagios sin dudas que no es "de la magnitud que se venía registrando" anterior al inicio de la segunda ola  y que por ello, no hay un impacto fuerte de casos graves que generen una  caída en la demanda de camas en terapia intensiva.

La ocupación de camas en terapia intensiva sigue siendo una preocupación. Foto: archivo
La ocupación de camas en terapia intensiva sigue siendo una preocupación. Foto: archivo

En este marco, reiteró que la desocupación de camas en  cuidados intensivos “son más por fallecimiento que por recuperación”. Y por ende, reconoció que ante un incremento de la curva de contagios se podría llegar a  “un sistema muy tensionado”, según publica TN.

El titular de la cartera sanitaria reconoció que en esta segunda ola  “en general es gente joven, la mayoría con comorbilidades” la que presenta complicaciones y relacionó esta situación a que “hay nueva evidencia de un descenso importante de la edad de los grupos” que se contagian.