El laboratorio alemnán CureVac está a punto de anunciar los resultados de sus ensayos clínicos de Fase 3 para una nueva vacuna contra el coronavirus, que sería esperanzadora para el mundo aún no inmunizado. La fórmula pertenece a lo que los científicos llaman “segunda ola de vacunas” contra el Covid-19, que llegaría para aliviar la demanda mundial de dosis.

Las primeras dos vacunas con tecnología basada en la molécula genética ARN que atravesaron con éxito los ensayos clínicos fueron la de Pfizer-BioNTech y la de Moderna. Ambas vacunas inmunizaron a decenas de millones de personas en alrededor de 90 países. Sin embargo, en muchas partes del mundo donde los índices de contagios no paran de subir esas fórmulas resultan inaccesibles, porque deben ser almacenadas a temperatura ultrabaja. 

ESPERANZA MUNDIAL

Pero ahora, tal como publica La Nación, hay una tercera vacuna de ARN que podría suplir esa necesidad mundial. El pequeño laboratorio alemán CureVac está a punto de anunciar los resultados de sus ensayos clínicos de Fase 3, algunos de los cuales se realizaron en la Argentina en marzo. Y a principios de la semana que viene, podría tenerse la esperanzadora noticia de que la vacuna es efectiva y segura.

Se espera que las próximas semanas la norteamericana Novavax presente formalmente el pedido de autorización para su vacuna en Estados Unidos. Y en la India, la farmacéutica Biological E está probando una vacuna en base a proteínas que fue desarrollada por investigadores de Texas. Mientras tanto, en Brasil, México, Tailandia y Vietnam, investigadores inician los ensayos clínicos de una vacuna que podría producirse masivamente en huevos de gallina.

Sin embargo, la mirada está puesta en los inminentes resultados de la CureVac, ya que su fórmula tiene una ventaja crucial y es que se mantiene estable en una heladera común, o sea que podría hacer llegar la innovadora tecnología de las vacunas de ARN a los rincones más golpeados del planeta.

EFICACIA ANTE NUEVAS VARIANTES

La vacuna de CureVac, sin embargo, enfrenta el desafío que Pfizer y Moderna no tenían, de las nuevas variantes que pueden reducir su eficacia. Hasta el momento, los experimentos en ratones sugieren que la vacuna funciona bien contra la variante B.1.351, surgida por primera vez en Sudáfrica.

CureVac: el avance de una vacuna alemana contra el covid lleva esperanza al mundo 

A diferencia de las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech, la fórmula de CureVac puede permanecer estable a 5°C durante al menos tres meses y puede permanecer 24 horas a temperatura ambiente antes de su aplicación.

CureVac también está diseñando una nueva generación de vacunas con el objetivo de desembarcar finalmente en el mercado de Estados Unidos y otras naciones ricas. Debido a su potente ARN, requiere solo una pequeña dosis, así que la empresa podría crear vacunas para diferentes variantes y mezclarlas en una sola aplicación.

“La estabilidad de esta vacuna es una ventaja concreta”, dice Nicholas Jackson, jefe de investigación y desarrollo de vacunas de la Coalición para Innovaciones en la Preparación ante Epidemias, una fundación que apoya la investigación de vacunas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!