El programa Open Space convocó a jóvenes de hasta 25 años para desarrollar algunos de estos cinco proyectos: el desarrollo de un satélite, un rover para la superficie lunar, una app que utilice imágenes satelitales con fines sociales o ambientales, una vela solar y un hábitat.

Con el objetivo de promover el desarrollo por parte de jóvenes de soluciones que democraticen el acceso al espacio, el programa cuenta con socios como Satellogic, INVAP, ITBA, Globant, Instituto Balseiro y las universidades de San Martín, La Plata, Católica de Chile y Adolfo Ibáñez, ente otras.

"La idea del Robertito es buscar recursos o cosas que sean necesarias para crear un hábitat en la luna", explicó Cecilia Belén Laskowski -Ingeniera Civil- quien lleva adelante este proyecto junto a Santiago Nuñez -estudiante de Ingeniería Electrónica y Analista Programador Universitario-, Nicolás Herrera -que estudia Ciencias Biológicas y se encarga de la animación 3D del proyecto- y Sol Maldonado Betanzo - Ingeniera Electrónica y estudiante de la Maestría en Ingeniería del Istituto Balseiro y en Radiofrecuencia en el INVAP.

Además de estos cuatro profesionales recibidos en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, también participan profesionales de La Pampa, de Córdoba, de Buenos Aires.

Entre los 5 proyectos disponibles dentro de la competencia Open Space, "nos interesó el desarrollo de un rover de menos de 2 kilos que pueda operar en la luna", explicó Maldonado Betanzo, y agregó que para ello debieron realizar un "estudio del ambiente lunar y de la tecnología necesario para que un robot sea capaz de operar en este ambiente"

"Cuando termine la competencia, el ganador podría mandar su rover a la luna", manifestó Nuñez.