A poco menos de una semana para el vencimiento del decreto vigente, desde el Gobierno nacional ya comenzaron a imaginar lo que serán las nuevas restricciones a la circulación en todo el país en vistas a contener los casos de covid.

Todo dependerá de si el Congreso aprueba la ley del manejo de la pandemia, pero Alberto Fernández ya vislumbra un futuro próximo con fines de semana con cierres estrictos y días hábiles con limitaciones entre las que se incluirá la "no-presencialidad" en las aulas de los distritos con alerta epidemiológica.

En base a los primeros trascendidos publicados por Clarín, desde el Gobierno admiten que la próxima etapa no contemplará fase 1, pero buscarán poner restricciones para contener los casos.

En ese sentido, se respetará el semáforo epidemiológico que sirvió de base para los DNU anteriores, y en caso de no aprobarse la mencionada ley se aplicarán medidas similares a las allí propuestas.

De esta manera, de lunes a viernes se mantendría la actividad nocturna reducida, habría un límite para la circulación entre las 20 y 6, la gastronomía y los bares sólo podrán trabajr al aire libre, continuará la prohibición de reuniones sociales y el transporte público funcionará con un listado acotado de esenciales.

El AMBA y otros distritos con alerta epidemiológica, además, se insistirá con el dictado de clases virtuales.