“Dentro de un año creo que podremos volver a la vida normal”, aseguró Bourla en una entrevista al programa This Week del canal estadounidense ABC. Sin embargo, se mostró cauto y aclaró: “No creo que esto signifique que las variantes no seguirán llegando, y no creo que esto signifique que podamos vivir nuestra vida sin tener vacunas. Pero eso está por verse”.

Las predicciones del CEO son similares a las que realizó Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna -otra empresa que desarrolló, al igual que Pfizer, una vacuna contra el Covid-19-, quien en declaraciones al diario suizo Neue Zürcher Zeitung aseguró que la normalidad se reanudará “en un año”.

Por su parte, Bourla consideró que para que haya un regreso a la “vida normal”, será necesario que haya vacunaciones anuales contra el virus. “El escenario más probable para mí es que, debido a que el virus se propaga por todo el mundo, seguirá habiendo nuevas variantes”, explicó.

El CEO y presidente de Pfizer, Albert Bourla.
El CEO y presidente de Pfizer, Albert Bourla.

Luego, siguió: “También tendremos vacunas que durarán al menos un año, y creo que el escenario más probable es la vacunación anual”. Sin embargo, el presidente de Pfizer añadió: “Pero no lo sabemos realmente, tenemos que esperar y ver los datos”.

La propiedad intelectual de las vacunas

Respecto de las patentes de las vacunas, el ejecutivo consideró: “La propiedad intelectual es lo que creó el próspero sector de las ciencias de la vida que estaba listo cuando llegó la pandemia”.

Para marcar su punto, Bourla siguió: “Sin eso, no estaríamos aquí para discutir, porque no tendríamos vacunas”. Asimismo, fue tajante: “Además, estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho. Estamos muy orgullosos. Hemos salvado millones de vidas”.

Según explicó Bourla, Pfizer vende vacunas a diferentes precios a países, según sus niveles de riqueza. En este sentido, los países en desarrollo están comprando vacunas a precio de costo de Pfizer, indicó el ejecutivo.