A raíz de la llegada de las vacunas Pfizer a la Argentina, la ministra de Salud Carla Vizzotti dio en las últimas horas detalles sobre su uso en el combate nacional contra el Covid-19.

Los compuestos arribados al país son 100.000, y lo hicieron, a través de un vuelo de American Airlines y en medio de un fuerte diluvio, al aeropuerto internacional de Ezeiza. Allí las recibieron Vizzotti, la Encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, MaryKay CarlsonNicolás Vaquer del laboratorio Pfizer y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Respecto a su aplicación, la ministra había asegurado que "van a estar destinadas principalmente a adolescentes de entre 12 y 17 años en forma universal", siendo este el grupo priorizado para su recepción, luego de que se destinaran las vacunas Moderna para los menores con comorbilidades.

Sin embargo, también destacó que trabajarán "fuerte con incorporar la vacuna de Pfizer para simplificar la vacunación en función de las posibilidades de combinación de vacunas".

Es decir, que quienes hayan recibido la primera dosis de Sputnik V y aún aguarden por la segunda podrán completar su esquema con el inoculante estadounidense.

Durante esta jornada, Vizzotti aseguró que no se descarta la aplicación de una tercera dosis de los distintos compuestos, y que la misma podría comenzar a aplicarse en noviembre en grupos específicos.

“Las vacunas no dan inmunidad de por vida. Eso lo sabemos. Trabajamos con los expertos y las jurisdicciones para saber cuándo será el momento. Primero será el personal de salud y luego otras poblaciones. Otras personas priorizadas serán las que tienen defensas bajas. El objetivo es dar en septiembre otros 7 millones de dosis, como en agosto. Octubre escalar la vacunación en adolescentes y en noviembre sería el momento de la tercera dosis”, dijo.

Durante la ceremonia de recepción otra de las encargadas de hablar fue MaryKay Carlson, quien señaló que la llegada de vacunas -de las cuales se esperan 19,5 millones según el contrato firmado originalmente-  “generará un gran impacto en la vacunación del pueblo argentino”, y destacó que “EE.UU. y Argentina son socios y vamos a continuar trabajando juntos para combatir está pandemia”.