RAWSON (ADNSUR) - El encuentro que se realizará el miércoles desde las 10 en el Ministerio de Economía de la Nación entre el equipo que conduce el ministro Martín Guzmán y la comitiva chubutense del gabinete de Mariano Arcioni, podría ser decisiva para destrabar el arribo de fondos frescos que permitan achicar la deuda salarial que existe en Chubut con los empleados públicos. En una provincia con un déficit mensual de $ 2500 millones, el gobierno nacional exige medidas para equilibrar el desfasaje de las cuentas, y ADNSUR pudo acceder a algunos de los puntos que serán planteados por los representantes provinciales, como metas a cumplir en el mediano plazo hasta fines de 2021 para disminuir el gasto público, además de estimaciones de aumentos de los ingresos producto de una mayor recaudación.

Conseguir plata líquida es el objetivo de los enviados que viajaron hoy a Buenos Aires, en una comitiva que integran los ministros Oscar Antonena, Javier Touriñán y José Grazzini, a quienes acompañan el titular del Banco del Chubut, Javier Alvaredo y el contador comodorense Diego Tourilñán, y también el Fiscal de Estado, Andrés Giacomone. Ese dinero podría venir de aportes del erario nacional, a partir de ATN o del Fondo Fiduciario Federal; o podría provenir de autorizaciones para nuevos endeudamientos, como el programa de letras a través del sistema “dólar linked” por hasta 180 millones de dólares en un plazo de 30 meses, si así lo permite el ministro Guzmán.

Pero esto dependerá de lo convincentes que sean las medidas propuestas por Chubut para achicar su déficit. Y sobre este punto, esta agencia accedió al menos a cuatro medidas que están punteadas en la presentación y que apuntan a la reducción del gasto público. La primera de ellas, consiste en la reducción de la masa de activos por jubilaciones, retiros y débito laboral, que entre este mes de septiembre y diciembre de 2021, el informe del gobierno estima en más de 1.100 agentes por un monto cercano de $ 1.600 millones.

El segundo de los puntos de achique del gasto, consiste en la reducción de 1.321 horas cátedra en el Ministerio de Educación, que equivalen a $ 19 millones. A esto se suma otro tercer punto en la propuesta, que hasta aquí no había trascendido: el achique de la planta política del gobierno. De acuerdo a esta estimación, se propone reducir un 30 % los cargos de subsecretarías, direcciones generales y direcciones, que en algunas áreas llegaría al 50 %, con un ahorro estimado anual de $ 300 millones.

Y finalmente, se menciona dentro del ahorro del gasto actual, la reducción del costo de provisión de gas a las plantas térmicas de Río Mayo y Gobernador Costa, logrando que el contrato se reduzca en un 44 %, equivalente a unos U$S 440 mil (casi 35 millones de pesos).

INGRESOS

Respecto al aumento de los ingresos, a las medidas impositivas ya anunciadas por ADNSUR de poner al cobro el Impuesto Inmobiliario Rural -que no se recauda desde 2004- y el canon de agua y las tasas del IPA -por las que la provincia se pierde de recibir unos $ 200 millones anuales-, la propuesta incluye otros puntos adicionales.

Por ejemplo, se plantea avanzar con la deuda judicializada de la Dirección General de Rentas, unos 4 mil expedientes que significan unos 1.000 millones de pesos, de los que se espera recuperar el 30 % (cerca de $ 300 mil).  También se propone una nueva moratoria, ante el fracaso de la ley para 2020m a causa de la pandemia, por la que se espera recaudar unos $ 200 mil.

Entre otros puntos, se enumera la recaudación de la tarifa de energía en los municipios de la comarca andina que no se estuvo cobrando desde 2018, así como la reasignación de ingresos que iban a parar a cuentas especiales para que sean recaudados por la Dirección de Rentas, que según esta presentación, luego se convertirá en la Agencia de Recaudación Chubut, anticipada por ADNSUR hace casi un año.

Por otra parte, se plantea la pronta implementación de incrementos en el valor del Módulo de Tasa Retributiva de Servicios, actualizaciones de los valores de cánones y tasas, el cumplimiento de tasas de reciprocidad de exenciones con municipios en tasas e impuestos, y el cobro de tasas y multas de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

Hasta aquí, los puntos centrales que serán discutidos mañana en Buenos Aires, y que serán llevados a la mesa de negociación. De todos modos, como ya se dijo a través de este espacio, se trata de una negociación más política que económica. La postura de Chubut será ir a reclamar en buenos términos una asistencia que le corresponde como integrante de un estado federal y como una provincia históricamente aportante al sistema coparticipativo.