El 29 de diciembre de 2020, dos días antes que inicie el 2021, comenzó la campaña de vacunación Covid - 19 en Comodoro Rivadavia. Por esos días en la ciudad se vivía una situación muy diferente a la actual. Había una ocupación de camas superior al 90%, según las autoridades sanitarias, y se veían largas filas de gente en el Plan Detectar; que unos días después del inicio de año se mudó al Ceret, mientras continuaba en funcionamiento el puesto de la Escuela de Arte.

Un año después la situación es completamente diferente. Hoy no hay camas ocupadas de terapia intensivas y tampoco una saturación del sistema sanitario, que prácticamente volvió a la normalidad.

La respuesta a este cambio está precisamente en la campaña de vacunación Covid - 19 que permitió bajar los índices de contagio y los casos graves. Así, la gran pregunta que surge hoy es saber ¿Qué sucederá en 2022?, un interrogante incierto ante la aparición de la variante Ómicron, y un paulatino aumento de casos en la ciudad, aunque en su mayoría con síntomas leves. 

Así eran las filas en el Plan Detectar a principio del año pasado.
Así eran las filas en el Plan Detectar a principio del año pasado.

UN AÑO NUEVO DISTINTO

Lo cierto es que hace un año era todo distinto. En los primeros días de ese enero, Comodoro adhirió al decreto provincial que establecía la restricción de circulación nocturna y la participación de hasta 10 personas en encuentros sociales, ambas vigentes en el marco de las medidas impulsadas por la pandemia de coronavirus.

Así, no se podía circular en la ciudad en horarios nocturnos. Y los jueves, viernes y sábado la restricción era de 1 a 6 de la mañana. Mientras que de domingo a miércoles era de 0 a 6 AM. El objetivo era disminuir la curva de contagios. 

El 18 de febrero se dio un paso trascendental en la lucha contra el Covid. Ese día en el Gimnasio Municipal N° 2 comenzó la campaña de vacunación masiva para la población de riesgo . Así, una vez que se vacunó al personal de salud y a los agentes sanitarios, se dio inicio a la vacunación para el resto de la población en forma escalonada. 

Ese mes también se dio un cambio trascendental en lo que respecta a restricciones: venció el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) que se extendió en todo el país. Así, se autorizaron las reuniones sociales en espacios públicos al aire libre, siempre que las personas mantuvieran entre ellas una distancia mínima de dos metros y el uso del tapabocas. En Comodoro el principal impacto se dio en el transporte público, ya que se autorizó a que viajaran 10 personas paradas.

Crónica de otro año en pandemia en Comodoro: récord de muertes, vacunación e incertidumbre

LA SEGUNDA OLA

La flexibilización y el avance de la campaña de vacunación trajo un poco de tranquilidad a la ciudad. Disminuyeron la cantidad de pacientes en internación, tanto sala común como terapia intensiva, y se abrieron actividades. Sin embargo, poco duró “esa casi normalidad”. en virtud que en abril ya se hablaba de la segunda ola, aquel incremento de contagios que impactó fuertemente en Europa. 

Así, aumentaron las consultas y llamadas al Call center que funcionó en el Centro Cultural y también la ocupación de camas en el Hospital Regional, tanto que en mayo se decidió sumar 8 camas. 

Es que en esta segunda ola la complejidad apuntaba a otro factor: el funcionamiento del sistema sanitario casi a pleno; algo muy diferente a lo que sucedió en la misma época del 2020, donde las restricciones obligaban a muchos a quedarse en casa.

En invierno el crecimiento de casos fue tan importante que el Gobierno provincial suspendió por decreto las actividades deportivas grupales y de contacto, y solamente quedaron habilitados los deportes individuales o aquellos que permitan mantener el distanciamiento físico y las medidas sanitarias apropiadas. Además por 10 días se suspendió la actividad presencial en la administración pública provincial, entes autárquicos y organismos descentralizados.

El impacto de la segunda se hizo sentir y en la primera semana de junio se registró el récord de muertos por Covid en la ciudad, con un total de 30 decesos en una semana.

Crónica de otro año en pandemia en Comodoro: récord de muertes, vacunación e incertidumbre

VOLVER A LA “NORMALIDAD”

En septiembre los casos comenzaron a bajar, tanto que el domingo 19 solo se registraron 8 casos positivos en todo Chubut, un dato más que alentador luego de tanto tiempo.

Desde entonces, la llegada de las variantes es la principal señal de alerta, primero con la  Delta y ahora con Ómicron.

Es que en septiembre se registró el primer caso de la variante Delta en Comodoro, pero el paciente que venía del extranjero cumplió el aislamiento como corresponde y no hubo mayores complicaciones.

Ahora, en tiempos de flexibilización, con apertura de boliches, espectáculos deportivos y culturales y vida casi normalizada, la preocupación es la variante Ómicron.

El Área Programática Sur confirmó que ya se enviaron 4 muestras al Instituto Malbrán y se esperan los resultados. Mientras tanto, continúa la campaña de vacunación, ya con la dosis Adicional y de Refuerzo, y el pedido para que los padres lleven a vacunar a sus hijos. 

Es que una lección que dejó este 2021 es que a mayor inmunización, menor cantidad de casos, internaciones y limitaciones, algo que todo esperamos para este 2022. 

Crónica de otro año en pandemia en Comodoro: récord de muertes, vacunación e incertidumbre
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!