ESPAÑA (ADNSUR) - España disfruta el primer domingo con total libertad para desplazarse después de más de tres meses de restricciones por la cuarentena impuesta ante el coronavirus. Las playas se llenaron de personas, que alentadas por las temperaturas cálidas de verano, salen de sus casas para disfrutar del día al aire libre y refrescarse en el mar.

Se reanudaron las salidas, lo que facilita el reencuentro de familiares de distintas provincias o la posibilidad de viajar a segundas residencias en las zonas costeras o de montaña. Al mismo tiempo, se habilitó la llegada de visitantes internacionales, ya que desde este domingo están abiertos los aeropuertos para los vuelos procedentes de Europa.

Los grandes aeropuertos de España, como los de Madrid y Barcelona, esperan cien vuelos internacionales procedentes de la zona europea Schengen, excepto Portugal, que abrirá sus fronteras con España el 1 de julio, además de 225 vuelos domésticos.

Se estima que la cantidad de vuelos aumentará en el transcurso de los días, dado que España es un gran receptor de turismo internacional: durante el año pasado recibió 83,7 millones de visitantes, la mayoría de ellos procedentes de Reino Unido (18,1 millones), Alemania (11,2 millones) y Francia (11,1). Así lo detalló Todo Noticias.

A pesar de haber puesto fin a las limitaciones de la movilidad, las autoridades españolas insisten en mantener las medidas precaución y piden que se cumplan las normas de higiene y el distanciamiento personal para evitar rebrotes.