COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El intendente Juan Pablo Luque dijo que las primeras vacunas llegarán a Chubut antes de fin de año y que serán “muy poquitas", unas "7 u 8 mil”.  Anticipó que se trabajará "como si fuera una elección, con padrones, y utilizando las escuelas para vacunar y con los centros de jubilados en la logística”.

La prioridad será vacunar al personal de "todo el sistema sanitario" y luego será el turno de "Seguridad y todo el sistema educativo", además de los "pacientes de riesgo, expolicó y aclaró que "los números concretos los tiene el Ministerio de Salud de la provincia”. 

Si bien aún no está confirmada la cantidad de dosis que llegarán a Chubut, se estima que serán cerca de 5 mil en la primer tanda. “No tenemos número concreto sino que es proporcional a la población, pero ese es un número cercano”, afirmó el ministro de Salud, Fabián Puratich.

"Vamos a trabajar como si fuera una elección, con padrones, y utilizando las escuelas para vacunar y con los centros de jubilados en la logística”, dijo Luque.

Además, en diálogo con La Cien Punto Uno, se mostró partidario de no realizar las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) previstas para el segundo domingo de agosto: "Creo que en este contexto, sin toda la población vacunada, llevar varias elecciones es un riesgo innecesario”, expresó.

A su vez, el intendente consideró que “hay que lograr que la dirigencia política realice la menor cantidad posible de internas; ponernos de acuerdo en eso. Que la clase política le ponga armonía al tema”, pidió Luque.

NUEVAS MEDIDAS

Por otro lado, el intendente no descartó que puedan adoptarse nuevas medidas restrictivas en la ciudad, debido al ascenso de la cantidad de casos de Covid en la ciudad.  “Estamos mirando mucho lo que pasa en Europa y no hay que descartar nada”, resumió.

Aclaró sin embargo que "pensar en medidas como las que tomamos en marzo es muy complicado porque ya va a ser muy difícil el control. Así perderíamos autoridad todos y generamos una división con la población que no es válida”.

Recomendó a la población “seguir con los cuidados básicos; cuidar a las personas con comorbilidades; a los que están en riesgo” y detalló: “Esto era inimaginable y creo que en general las medidas que tomamos las hicimos con razonabilidad, discutiéndolas con el sector sanitario. La premisa principal fue aplicar a fondo el sentido común”.