COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Incluye audio) - El jefe de la guardia del Hospital Regional, Hernán Abad, dijo en diálogo con Actualidad 2.0 que "en líneas generales tenemos la sensación de que se ha descendido" con la cantidad de contagios. Mencionó que "hay una fuerte incidencia de complicaciones entre el día 6 y 7. El paciente que pasa la primera semana sin ninguna complicación es prpobable que no la haga" y, por otra parte, recomendó que al mínimo síntoma de falta de aire o ante un paciente agitado "se consulte" al médico ya que observan "una demora entre lo que el paciente siente y la gravedad de lo que tiene". 

"Vienen oleadas. Se llena, se vuelve a vaciar. La terapia amaneció llena pero había lugar para internar en sala. Da la sensación de que los casos graves han descendido. Se mantiene el contagio porque uno ve los números y no se han modificado tanto pero parece amesetado el número y como si hubiera un descenso", explicó. Mencionó que "hay una fuerte incidencia de complicaciones entre el día 6 y 7. Es como que si fuera una línea de corte. El paciente que pasa la primera semana sin ninguna complicación es prpobable que no la haga".

"Cuando viene el paciente le preguntamos buscando la causa de contagio y las dos cosas que se repetían siempre son la visita de alguien a la casa, las reuniones y el tema laboral, donde no se respetaron los tiempos de aislamiento por presiones económicas de que el empleador o el empleado no se pudo dar el lujo de ir a trabajar. Se dieron situaciones de gente que tuvo que ir igual y terminó contagiando a compañeros", dijo. 

Abad mencionó que en esos casos "nosotros avisamos al Servicio de Epidemiología para cortar con esto pero se llegó tarde. No siempre de mala fe o por romper las reglas. Hubo gente que le llevaba alimentos a gente aislada, etc. y terminó siendo el vector" de contagio, dijo y mencionó que "en las playas el fin de semana había muchos grupos de amigos y varias familias. Si después de todo esto no viene una oleada fuerte quiere decir que viene mermando la circulación". 

Sobre la edad de los fallecidos y los casos graves sin enfermedades previas, mencionó que "hay cosas que a nivel médico que no se saben y que han ido cambiando. Hay una fuerte incidencia de complicaciones entre el día 6 y 7. Es como que si fuera una línea de corte. El paciente que pasa la primera semana sin ninguna complicación es prpobable que no la haga. Es un relato que se repite en todos los que se internan. Arrancan con síntomas leves y tienen falta de aire recién a la semana. Son los que se quedan internados. Dependiendo de esto es si van a clínica o terapia y el pronóstico. La mayoría llegaban mal y tarde".

𝑺𝒐𝒍𝒆 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter

"Algo que nos llamaba la atención es que las personas saturaban mal. Lo veíamos cuando le poníamos el saturómetro pero vos las mirabas clínicamente  y no parecía que estuviera teniendo falta de oxígeno. Es como que la persona no se diera cuenta de cuánto le falta el aire.  Esto tiene que ser algo a nivel pulmonar. Es muy llamativo", comentó Abad.

"Hemos visto pacientes entrar caminando con niveles de oxígeno que no podrían ni caminar. Hemos cambiado de equipos, hemos vuelto a sacar análisis porque no coincidían los estudios con lo que veíamos. Es como una demora entre lo que el paciente siente y la gravedad de lo que tiene", mencionó y dijo que es algo que ocurre a nivel mundial. 

Por eso, recomendó consultar al médico "al mínimo síntoma (de falta de aire) o si uno ve a un paciente agitado".