BUENOS AIRES (ADNSUR) - A menos de 24 horas de la batería de medidas preventivas dispuestas por el Gobierno Nacional y de lo recomendado por el Municipio local en función del necesario aislamiento para evitar la propagación del coronavirus, el ingreso a Monte Hermoso lució atestado de vehículos como si fuera un día más de temporada turística.

Varios kilómetros de automóviles, camionetas y demás rodados, conformaron una marcha incesante sobre el puesto de control 1 de la localidad balnearia. Personal de Tránsito Urbano y de la Secretaría de Salud del Municipio llevaron adelante un control preventivo para indagar y revisar a toda persona que ingrese al distrito.

Los visitantes debieron responder un cuestionario y firmarlo, con carácter de declaración jurada, en el que se los indagaba sobre su procedencia de países declarados de riesgo; si presentaban alguna sintomatología como fiebre tos y dolor de garganta; si estuvieron en contacto con alguna persona sospechada de contaminación del coronavirus. Además se solicitó información del lugar a alojarse en la ciudad y un número de contacto.

Los servidores públicos determinaron que alrededor de un 90% accedió a la ciudad "con fines turísticos", y sólo algunos pocos por cuestiones laborales o de otra índole.

"Lamentablemente es una cola que no ha parado. Desde las 8 que estamos controlando. La gente ha venido a vacacionar y no a cuidarse como corresponde, quedándose en su casa", señaló el encargado del operativo de control a Telefe Noticias.

Y agregó:"Estamos para tratar de reducir el peligro y la gente no toma conciencia. Vienen a pasar días de vacaciones y Gobierno aconsejó que se queden en sus casas, se cuiden y no lo hacen lamentablemente".

El trabajador municipal aclaró que no hubo síntomas sospechosos de la enfermedad en los visitantes y por tal motivo "no hubo que excluir a nadie de la ruta".

Cabe recordar que el Ejecutivo Municipal aclaró en un comunicado que, de constatarse que algún ocupante no haya respetado la cuarentena respecto al protocolo establecido a nivel nacional para el tratamiento del virus, se le prohibirá el ingreso al distrito, teniendo que retornar a su lugar de origen.