COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Entre jueves y viernes de la semana próxima se iniciará un banco de pruebas con la vacunación de personal de salud en los tres centros designados en Comodoro Rivadavia, en un operativo en el que se apunta a completar la aplicación de 80 dosis remanentes de la primera tanda de 1.500 vacunas que llegaron a la ciudad hasta el momento, con las que se logró vacunar alrededor de la tercera parte del grupo sanitario de la ciudad, que integran unas 5.000 personas. Así lo informó a ADNSUR la subsecretaria de Salud del municipio comodorense, Gabriela Simunovic, quien detalló que el operativo servirá para probar todo el dispositivo creado para el momento en que lleguen las dosis necesarias para iniciar la vacunación a los distintos grupos de la comunidad.

Este viernes, el ministro de Salud Fabián Puratich confirmó que a la provincia llegarán 5.000 dosis de la vacuna Sputnik V, del total de 400.000 arribadas al país procedentes de Rusia, por lo que se terminará de aplicar a todo el personal sanitario de Chubut. Hasta la semana pasada, el total de dosis enviadas a la provincia, en 3 envíos a partir del 28 de diciembre, se ubicaba en el orden de las 4.500 dosis.

Simonovic detalló que hasta el momento habían llegado a la ciudad 1.500 dosis, de las que quedan alrededor de 80, que son las que se terminarán de aplicar la semana próxima. “Hasta ahora, con la primera tanda, hemos vacunado alrededor del 30 por ciento del personal, por lo que esperamos que con la nueva tanda que va a enviar la provincia, que será un número similar o un poquito más, podremos terminar de vacunar a todo el personal sanitario”, explicó la funcionaria.

Prueba para vacunar a la población

Al mismo tiempo, se utilizará esta experiencia como banco de pruebas en los tres centros designados para el plan de vacunación general, que son los gimnasios municipales números 2 (en barrio Pueyrredón) y 4 (en km.8), además del Centro de Jubilados del Petróleo, recientemente inaugurado en calle San Martín, entre Alem y Alvear.

“No es simulacro, porque vamos a estar vacunando realmente al personal de salud, pero nos va a permitir medir los tiempos, porque luego de aplicar la dosis la persona tiene que esperar 30 minutos para ser controlada -precisó Simunovic-, además de la turnera, los grupos electrógenos y todo el dispositivo preparado para el momento en que lleguen las dosis en forma masiva: la idea es que si llegan las vacunas para empezar con el resto de la población, tengamos todo preparado y en funcionamiento”.

Aún no hay precisiones sobre el momento en que se iniciará el operativo con los distintos grupos de la población, ya que esto depende de los nuevos envíos que vaya recibiendo el país y su posterior redistribución hacia las provincias.   “Vamos a probar todo el protocolo para no dejar nada librado al azar”, concluyó la funcionaria municipal.