TRELEW -  Este martes se realizó en al Hospital de Trelew la primer extracción de plasma de un paciente recuperado de coronavirus. Es el hermano del chofer de Transportes El 22, que falleció a causa del covid-19 en junio.

Se trata del primer paciente recuperado de coronavirus que dona plasma, justo el mismo día en que el Gobierno nacional promulgó las leyes que disponen crear una campaña nacional para la promoción de la donación voluntaria de plasma sanguíneo, proveniente de pacientes recuperados de la coronavirus, y la de recetas electrónicas o digitales para la prescripción de medicamentos.

La extracción se realizó en la Sala de Hemoterapia del Hospital Zonal "Adolfo Margara", de Trelew.

El plasma hiperinmune se produce a partir de la sangre que donan pacientes que ya transitaron la enfermedad, ya que cuando una persona se contagia una enfermedad viral como el coronavirus o la hepatitis, por ejemplo, rápidamente se generan dos tipos de anticuerpos: la inmunoglobulina M (IgM) y la inmunoglobulina G (IgG). La primera brinda inmunidad inmediata: rápidamente sube y, del mismo modo, desaparece, mientras que la inmunoglobulina G es la que genera una memoria inmunológica contra la enfermedad. Esta es la que uno mide cuando está vacunado.

Por tanto en aquellos que ya transitaron la enfermedad - y cuentan con tos testeos negativos en el caso del coronavirus- se mantiene elevada la inmunoglobulina G. Cuando esta última es extraída de la sangre a través de la plasmaféresis, la persona contagiada de covid-19 puede recibe una transfusión que le brinda un número de anticuerpos muy importante, antes de que su organismo los haya podido fabricar.

De todas maneras, el uso de este tratamiento no es recomendado para todos los casos de coronavirus. Existen algunos criterios de gravedad de mal pronóstico -por comorbilidades o enfermedades asociadas- o que ya tiene disnea o fiebre, y cuyos resultados de laboratorio indican que se trata de un paciente de alto riesgo, y ese es el paciente que más se beneficia con el plasma, porque se le están dando los anticuerpos que aún no fabricó y que lo ayudan a combatir la enfermedad, desde el primer momento en que se internó. El plasma no sirve en los casos de pacientes que ya se encuentran en un muy mal estado general.