RAWSON (ADNSUR) - Los gimnasios de las ciudades de Rawson y Trelew volvieron a abrir sus puestas esta semana, luego de la firma del decreto provincial que establece en Chubut la fase de distanciamiento social en el marco de la pandemia de coronavirus, y a partir de la desaparición del brote de covid-19 que se registró en la zona  -y que motivó que las ciudades de Trelew y Puerto Madryn fueran consideradas "de transmisión comunitaria" por algunas semanas-. Comodoro, por otro lado, se encuentra atravesando un brote de contagios, por lo que la apertura de gimnasios deberá esperar, indicaron las autoridades sanitarias y municipales.

En los gimnasios del Valle las expectativas se renovaron a partir de la decisión de habilitar sus actividades, teniendo en cuenta que muchos de ellos se encontraban al borde del cierre definitivo. En exclusivo, ADNSUR recorrió los gimnasios de Rawson, cuyos propietarios que esperan que esta medida traiga algo de alivio a los angustiantes meses anteriores, y prepararon sus instalaciones para cumplir estrictos protocolos sanitarios.

Javier Lefipán acaba de ascender a comisario en la Policía del Chubut y por la tarde presta servicios en el barrrio Inta de Trelew. Durante la mañana, se hace cargo de su propio gimnasio ubicado sobre Pedro Martinez y Belgrano de Rawson. “Luego de varias reuniones con el ministro de Salud Fabián Puratich, otros propietarios de gimnasios y con autoridades del Municipio de Rawson, pudimos acordar una serie de protocolos que se avalaron y que nos dieron la posibilidad de reabrir las puertas de nuestros locales”, explicó.

Coronavirus: Con qué protocolo abrieron los gimnasios en Rawson y Trelew

Detalló que "tenemos todas las medidas de seguridad y seguimos todas las recomendaciones sanitarias correspondientes. Queremos destacar la responsabilidad de los socios, clientes y atletas que asisten a las instalaciones. El horario de funcionamiento abarca desde las 11 hasta las 19 hs. La modalidad es con Turnos que tienen una 1 hs. de duración y luego realizamos 10 minutos de la desinfección del gimnasio"

"Una vez que los asistentes se retiran, el local se cierra por 10 minutos y se lleva adelante la limpieza y desinfección general de las máquinas, mancuernas, discos y todos los elementos. Recién cuando terminamos ese proceso, ingresa el turno siguiente. En cada turno, ingresan sólo 8 personas para guardar la distancia necesaria”, agregó.

“Llevo 15 años en el gimnasio", mencionó Lefipán y reconoció "estuve a punto de cerrar porque hubo que pagar todos los servicios, Ingresos Brutos y otros Impuestos a lo largo de esos 3 meses sin ningún ingreso propio. En mi caso personal, fue fundamental mi trabajo en la Policía del Chubut. A otros amigos se les complicó mucho más. Acá también me hago cargo de otros 2 empleados” acotó.

ESTRICTO PROTOCOLO

Por su parte, José Rubén Santillán, a cargo de la Subsecretaría de Seguridad de la Municipalidad de Rawson, señaló que: “En la tercera etapa, trabajamos en coordinación con los propietarios de los gimnasios y la Dirección de Deportes del Municipio para coordinar el desarrollo de las actividades y el resguardo de las normas sanitarias que incluían el distanciamiento, la presencia de grupos acotados y la presencia masiva de sanitizantes".

Recordó que "cuando se produjeron los casos del coronavirus en Rawson, se retrotrajeron las medidas y el lunes se retomó el funcionamiento a través del decreto nuevo del Gobierno provincial".

Ahora, "el horario de cierre quedó fijado hasta las 21 hs", indicó, y remarcó que "en los encuentros (con los propietarios de gimnasios) ratificamos que se debe resguardar la distancia de 2 mts. entre los  asistentes para que no se corra ningún riesgo por la exhalación por el despliegue físico. Todos los gimnasios son visitados –diariamente- por nuestros preventores municipales para verificar todas las medidas y la presencia de los elementos de la higiene”.

“La principal preocupación de los dueños de los gimnasios fueron los costos elevados que tuvieron que afrontar sin tener sus recursos de ingresos. En tal sentido, ellos asumieron el compromiso de tener en cuenta todas las medidas para poder trabajar y recobrar –paulatinamente- la actividad regular de sus locales” reveló el funcionario
municipal.

SATISFACCIÓN Y RESPONSABILIDAD

A su vez, Giovanni Lombardelli (propietario de un Gimnasio ubicado sobre la Av. Vucetich) agregó que: “La gente tomó esta reapertura con mucha satisfacción, responsabilidad y entusiasmo. En nuestro caso, permitimos a 10 personas por turnos de 1 hs y 30 minutos. La extensión se debe a las dimensiones del local y que podemos mantenernos abiertos hasta las 21 hs. Los clientes responden correctamente a las medidas de higiene dispuestas. Cada persona comienza y termina en cada máquina y luego tiene que hacerse cargo de la limpieza y desinfección. A su vez, cuando se retiran, nos tomamos otros 15 minutos para reasegurar las medidas sanitarias. Estamos trabajando bastante bien por ahora. En tiempos normales, había hasta 30 personas por turno y asistían 350 personas por mes”.

Coronavirus: Con qué protocolo abrieron los gimnasios en Rawson y Trelew

“Hace 4 años que tengo el gimnasio. Fueron 3 meses muy duros. Llegué a un acuerdo con la Inmobiliaria para poder salvar al local. También estuvimos a punto de cerrar porque era insostenible hacerse cargo de los impuestos, los servicios. Hay una fuente laboral que es una chica que se desempeña como ‘personal trainer’ que trabaja en la recepción", agregó, aunque aclaró que "por ahora, no hay clases presenciales"

Señaló que "cada cliente tiene que abonar $1500 por mes y tiene acceso a todas las máquinas, las cintas, bicicletas y elementos disponibles de lunes a sábados”. Asimismo, “la gente está contenta porque se siente mejor con la actividad física, conoce gente amigable, baja de peso y tiene una vida más saludable”.

“Si bien soy Instructor de Fisicoculturismo y actividades físicas –anteriormente- trabajé en depósitos de mercaderías y también en el rubro de la panificación. Hice una gran apuesta e inversión económica en todo esto y me dedico –exclusivamente- a estas funciones en la actualidad. Todo este tiempo fue muy difícil porque tengo una familia con mi esposa y 2 hijas y hasta tuve que retomar mis trabajos anteriores para subsistir. Vivo en Trelew pero aposté a Rawson y la gente me respondía pero –en estos meses- la situación se volvió muy compleja. Esperemos que la situación vaya mejorando de a poco”, cerró Lombardelli.