CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Desde que se declarara la pandemia de coronavirus, dos productos son de los más vendidos a nivel global: el alcohol, obviamente, y la lavandina con la que cotidianamente desinfectamos todos y cada uno de los artículos que traemos a nuestros hogares del almacén o del supermercado.

No obstante, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y el Departamento de Agricultura de ese país (USDA) hicieron público un informe en el que aseguran que contagiarse de coronavirus a través del contacto con envases de alimentos u otros artículos es prácticamente imposible.

"Los consumidores deben estar seguros, con la información científica actual y en base a un abrumador consenso científico internacional, que es muy poco probable que los alimentos que se consumen y los envases de los mismos propaguen el coronavirus”, señaló el secretario interino del USDA, Kevin Shea, y la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

Coronavirus: ahora dicen que no hace falta limpiar lo que se compra en el supermercado

En ese sentido, los voceros del estudio conocido esta semana recordaron que el COVID-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales o los transmitidos por los alimentos, como el norovirus y la hepatitis A.

“Dado que la cantidad de partículas de virus que, teóricamente, podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas”, aseguraron.

En el país con más casos confirmados y fallecimiento por coronavirus en el mundo, no se ha verificado evidencia epidemiológica de que los alimentos o los envases sean una fuente de transmisión: de hecho, no se reportó ningún caso de contagio por esa vía.