CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández confirmó este martes por la noche que ya fueron contactados los pasajeros que viajaron en el mismo vuelo que el argentino que contrajo coronavirus durante un viaje por Europa. “Contactamos a todos los pasajeros para hacerlos controlar”, dijo el mandatario.

“Es un caso aislado pero hay que estar atentos”, advirtió el presidente en diálogo con Infobae. Y agregó: “Estamos haciendo todos los controles del caso de todas las zonas donde sabemos que hubo casos o situaciones y ya desplegamos el protocolo”.

El paciente contagiado tiene 43 años permanece aislado e internado en la Clínica Suizo Argentina. En conferencia de prensa, Ginés González García, ministro de Salud de la Nación, indicó que “vive solo y no tuvo ningún contacto social" desde que llegó al país luego de visitar Milán (Italia) y Barcelona (España).

“Lo que ese está haciendo en este momento es continuar con la etapa de contención. Un caso importado no cambia las condiciones en este momento. Es continuar con aislamiento y prestar cuidado”, sostuvo Carla Vizzotti, Secretaria de Acceso a la salud.

Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, había explicado lo que iba a pasar con el resto de los pasajeros que viajó en el mismo vuelo de Alitalia. “El ministerio de Salud de la Nación está identificando a todos los que se llaman contactos cercanos de riesgo de contagio y la ciudad de Buenos Aires se va a contactar con ellos, va a hacer los estudios que correspondan y va a aplicar el protocolo de aislamiento como corresponde”.

El infectado llegó el domingo por la mañana al aeropuerto de Ezeiza y cerca del mediodía se trasladó a la clínica. Cuando llegó tenía fiebre, tos y dolor de garganta. Se le tomaron muestras y los estudios fueron enviados al Hospital Malbrán donde hoy confirmaron que el caso era positivo. El paciente está aislado y controlado en la clínica. Está en buen estado clínico sin ninguna gravedad.

El hombre vive solo en un departamento de Puerto Madero y desde que volvió a Buenos Aires no tuvo contacto con otras personas. Esa situación también redujo el nivel de contagio. Es por eso que el ministro de Salud porteño aseguró que “las posibilidades de contagio local son muy bajas”.