COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En el marco del debate sobre el cobro de atención sanitaria a extranjeros y tras la declaración de la directora del Hospital Regional, Myriam Monasterolo, en torno a un caso donde el consulado de Bolivia negó el pago de una prótesis para un paciente oriundo de dicho país; el agente consular, Daniel Hills informó en Actualidad 2.0 que “nosotros estamos regidos en base a las leyes e indican el principio de igualdad. En el artículo 20 de la Constitución se indica que los extranjeros gozan del mismo derecho en todo el territorio y hemos tratado de llegar a un acuerdo vinculado a la salud pero a nosotros no nos llegan partidas presupuestarias para las partidas que solicitan”.

“En este aspecto, la reciprocidad puede ser un malentendido porque en el aspecto médico hay reciprocidad. Tantos nuestros compatriotas que tienen atención médica en Argentina y ahora los argentinos tienen atención médica en Bolivia”, remarcó.

Y consideró que “al momento de tratar el tema hubo una confusión. Ahora se indicó que no han recibido ningún convenio en materia de asistencia médica del gobierno argentino” y agregó que “el embajador de Argentina en Bolivia pidió disculpas por la mala interpretación. Somos de una Patria Grande y los hermanos argentinos que viven en Bolivia tienen los mismos derechos en Salud y Educación”.

Consultado sobre la cantidad de residentes bolivianos en Comodoro, Hills planteó que “el consulado es nuevo. De hecho, tenemos 2 años y 7 meses de funcionamiento y nos ha sido muy difícil hacer un censo porque el consultado tiene jurisdicción en Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego”.

Sin embargo, estimó que “en Comodoro Rivadavia son más de 10 mil compatriotas bolivianos. En Puerto Madryn hablamos de la misma cantidad y en Caleta Olivia prácticamente la misma cantidad porque son los lugares con mayor cantidad de compatriotas en la Patagonia”.

Finalmente, remarcó que “como estamos haciendo una gestión consular y directa con las instituciones, nos estamos abocando al servicio de documentación. Queremos llegar a un objetivo de tratar de documentar a todos nuestros compatriotas para tener un número exacto de la migración que existe por estos lados”. Además, indicó que “tenemos mucha migración golondrina donde algunos tienen documentos pero residentes en otros lugares de Argentina que están de dos a seis meses y luego regresan a su lugar de origen”.