COMODORO RIVADAVIA A(DSNUR /Escuchá la entrevista) - El arquitecto Dante Matiacci, tesorero del Colegio de Arquitectos de Comodoro Rivadavia, sostuvo que progresivamente la actividad de la construcción retoma un ritmo, que aunque no es el 'normal' va creciendo desde el parate que significó el inicio de la cuarentena por coronavirus a mediados de marzo. En diálogo con Actualidad 2.0, mencionó que lo que más se ven son proyectos de mayor escala, como edificios o viviendas con más metros cuadrados que el promedio, producto de la necesidad de un sector de "ahorrar en ladrillos".

"Desde el Colegio vemos que se ha recuperado un ritmo interesante. Cuando fue la cuarentena dura, allá por marzo, abril, por supuesto eso estuvo todo parado. Pero ni bien Chubut decide habilitar las obras volvimos a tener actividad. Hoy no estamos 'normal normal', pero estamos con un interesante rito de presentación de trabajos", dijo, recordando que "el Colegio controla el trabajo de los arquitectos, que es una parte de la familia de la construcción, y se está desarrollando bien".

Mencionó que el incremento en la actividad "fue paulatina, desde que se destraba y se le permite a la construcción volver a trabajar. También tuvimos una gran cantidad de matrículas pagas, lo que es un buen indicador porque quiere decir que los arquitectos tenían la expectativa de volver a trabajar"

En cuanto a la tipología de los proyectos que predomina en los últimos meses, detalló que "hubo presentación de por lo menos dos edificios, y de viviendas; hubo menos encomiendas, pero las que se presentaron fueron de más inversión o de mayor cantidad de metros cuadrados", detalló.

"Es un sector medio alto que ve que ante la imposibilidad de hacer la clásica inversión en dólares o plazo fijo, se vuelcan a la tradicional inversión en ladrillos", sintetizó.

Por otro lado, destacó la reactivación del plan Procrear, dirigido a un sector "que tiene dificultades de acceder a recursos o financiamiento", y recordó los acuerdos anteriormente logrados por los colegios de arquitectos para disminuir las tasas, aunque el programa yo ya tenido el mismo impacto en la ciudad que en otros puntos de la provincia y el país, ello mayormente por el poder adquisitivo de los comodorenses.