"Y venite a casa", dijo el abuelo Carlos cuando su nieta le contó que la facultad digital es más complicada de lo que ella hubiera imaginado, que estudiar en la casa con el ruido de sus hermanos más chicos era difícil y que la carrera de ingeniería en alimentos le requiere mucho esfuerzo.

La propuesta quedó en el aire, pero algunos días más tarde Carlitos la sorprendió con un mensaje tan tierno que arrasó en las redes sociales.

Es que, conmovida por el gesto de su abuelo, Rocío compartió en su cuenta de Twitter la captura de pantalla de su chat en WhatsApp y en apenas unas horas la imagen ya había cruzado fronteras a puro "me gusta".

Tweet de Rocío Pilar

"Me compró un escritorio para que estudie tranquila cuando vaya a su casa, mi abuelo es literalmente todo lo que está bien", dijo ella al mostrar el mensaje que Carlitos le había enviado. Allí había una foto de la mesa y la silla especialmente preparada para su nieta y una simpática nota al pie: "En alquiler por día. Tarifa: Beso+Abrazo".

La historia se convirtió en un tanque viral, que cuatro días más tarde ya conquistó las redes, con más de 250 mil "likes" y unos 624 comentarios de usuarios de distintos puntos del planeta. Todos conmovidos por el amor del abuelo materno de Rocío.

"Puse ese mensaje en Twitter como hago con otras tantas cosas. Pero a la media hora tuve que desactivar las notificaciones porque se me bloqueó el teléfono con tantos mensajes. Nunca imaginé esto", contó a Clarín la joven de San Luis.

Tweet de Print ~
Tweet de Natasha
Tweet de Marina Menna

Rocío sonríe cuando tiene que hablar del abuelo Carlitos (70) y la abuela Su (65). Dice que tienen ese vínculo inquebrantable desde que era chiquita, que siempre hicieron todo por sus nietos y que sabe que pase lo que pase ellos van a estar ahí, siempre. 

"Cada vez que uno de sus nietos empieza algo nuevo, ellos se suman a acompañar. Cuando empecé patín me regalaron los patines. Empecé handball, me compraron zapatillas, ellos siempre nos bancaron en cada sueño, en cada proyecto que quisimos arrancar".

"Son un apoyo más", resume la futura ingeniera en alimentos. "Además de mis papás tengo a mis abuelos, y yo aprovecho eso porque soy consciente de que hay muchos que no tienen relación con sus abuelos y poder tenerlos cerca a los dos es un lujo que no me pienso perder", completa Rocío que casi sin querer les terminó haciendo un homenaje internacional a Su y a Carlitos.

Fuente: Clarín