"Es imposible dialogar con quien te trata de sorete", lamentó el ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich, al hacer referencia al conflicto que mantienen los trabajadores de la salud agrupados bajo el SISAP, que este lunes 6 de septiembre comenzarán un nuevo paro, esta vez por 120 horas, en reclamo de un aumento salarial.

"Me pone muy mal que la protesta sea contra la persona... Si yo entro al Ministerio (de Salud) y tengo pintado en la pared 'Puratich sorete', no me dan muchas ganas de conversar", dijo en declaraciones a La Cien Punto Uno, recordando que los trabajadores realizaron una toma del edificio ministerial durante varios días. 

Cuestionó que "tampoco me han pedido una audiencia ni nada. Es todo mediático lo que hacen, esa es la realidad". "Cada vez que me llamaron y me escribieron, les contesté", aseguro.

Puratich reconoció haber "recibido amenazas telefónicas y mensajes", todos con un tenor similar: "que ya me van a encontrar, que cuando me vaya del Ministerio 'ahí vamos a ver que pasa'".

Consideró que el reclamo que llevan adelante los trabajadores ya superó la cuestión sindical. "Son todas cosas no vinculadas con lo gremial, esto claramente es político", sostuvo.

"Obviamente que el reclamo es justo, el salario esta congelado, está atrasado, pero no es el mismo que otros sectores (del Estado) porque han tenido recomposiciones, por más de que no haya habido paritarias se aumentaron las categorías, el básico y se reubicaron agentes de salud, que implican aumentos también", enumeró.

Recordó que no le corresponde a él, como ministro, llamar a paritarias salariales, y que otros reclamos que realizan se tratan de "cosas que ya llevamos adelante". "Por eso digo que todo esto es político, es contra la persona, es contra el Ministro de Salud, que en este momento soy yo", apuntó.

Respecto a las amenazas recibidas, sostuvo que "ya se están planteando denuncias a traves de la Fiscalía de Estado porque tienen nombre y apellido, los tengo agendados, porque los envían los mensajes a mi telefono".