Este jueves, el tribunal de la Cámara Federal de Mar del Plata rechazó la recusación que la defensa de Mauricio Macri había presentado contra el juez Martín Bava y ratificó su continuidad en la causa contra el expresidente por presuntos hechos de espionaje ilegal sobre los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.

Con las firmas de los camaristas Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez, la recusación fue rechazada y confirmaron que Bava, quien indagó al expresidente, ahora debe decidir si lo procesa.

Según la Cámara, no se acreditó “elemento objetivo alguno que avale” el “temor de parcialidad” que alegó la defensa de Macri; tampoco, la supuesta “dependencia” del juez, quien -según el tribunal- en esta causa no prejuzgó.

No obstante, Tazza y Jiménez expresaron “cierto grado de preocupación” por “algunas decisiones conductuales” tomadas por Bava durante el transcurso del proceso que fueron cuestionadas por su desprolijidad y, según los camaristas, ya subsanadas. Esas conductas -dijeron Tazza y Jiménez- “deberán en lo sucesivo ser evitadas por el juez de grado a los fines de garantizar la buena marcha del proceso, teniendo en particular consideración el contexto en que se producen y las repercusiones institucionales que cada una de esas decisiones adoptadas conlleva”.

A la defensa de Macri le queda una carta más. La Cámara todavía podría sacarle la causa a Bava si hiciera lugar a un planteo de incompetencia que presentó hace meses otra de las defensas y que hasta ahora no resolvió.

Confirmaron que el juez Martín Bava continuará en la causa contra Mauricio Macri

Según informó La Nación, la defensa de Macri había recusado a Bava con el argumento de que había demostrado ser “parcial”. “A partir del comportamiento y actos desplegados por el Dr. Martín Bava tenemos la inamovible convicción y certeza de encontrarnos ante un magistrado que ha roto su confianza y que se ha despojado de su investidura de juez de la Constitución Nacional para colocarse un triste y repudiable ropaje que aniquila su condición de imparcial e independiente”, escribió Pablo Lanusse, abogado del expresidente. La defensa de Macri cuestionó especialmente el desempeño de Bava durante la indagatoria.

Es la segunda recusación de Macri contra el juez que rechaza la Cámara Federal de Mar del Plata. Los camaristas habían exhortado entonces al juez a que en lo sucesivo guardara “la mesura y adecuada compostura al resolver causas judiciales” para evitar “equívocos”.

En su fallo de hoy, los camaristas dijeron que “luego de haber visto y cotejado el video” de la indagatoria, que la defensa ofreció como prueba, no lograron advertir que el acta de esa audiencia se hubiera falseado. Destacaron, en ese sentido, que la propia defensa firmó el acta y que lo mismo hizo la fiscalía. Los camaristas tampoco detectaron -afirmaron- motivos para “generar temor de parcialidad o dependencia en los procedimientos, pasos y decisiones tomadas por el juez en la causa, en lo relativo a lo acontecido en el marco de la audiencia que genera la nueva controversia”.

El fallo del tribunal sostiene: “Las decisiones judiciales pueden ser acertadas o criticables desde una perspectiva personal, más no puede de ningún modo la discrepancia de una de las partes con lo decidido, constituir una causal suficiente para fundar el apartamiento del juez designado constitucionalmente para el conocimiento del expediente”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!