Una mujer tailandesa murió en las últimas horas de manera sorpresiva, luego de ser electrocutada mientras jugaba con su celular en la cama cuando el dispositivo se encontraba cargando.

El hecho fue dado a conocer por el diario birtánico Daily Mail, el cual identificó a la víctima como Yooyen Saenprasert, quien había recibido el celular como un regalo de cumpleaños dos días antes, de parte de su esposo.

“Mi esposa no se movió cuando traté de despertarla. Sabía que algo andaba muy mal en ese momento”, detalló Praiwan, marido de la víctima a los medios locales.

En base a la investigación posterior, la policía remarcó que la mujer estaba recostada, jugando con su teléfono, y el cable del cargador estaba encima de su brazo.

En su informe además la fuerza de seguridad sostuvo en su informe que Yooyen Saenprasert tenía tres hematomas en la mano derecha, lo que hacía suponer que había sufrido una fuerte descarga eléctrica la cual se confirmó tras la realización de una autopsia.