Una mujer de 19 años fue condenada a 9 años de prisión luego de dejar morir a su hija de tan solo 20 meses por irse de fiesta a celebrar su cumpleaños número 18.

El indignante hecho tuvo lugar en Brighton, Reino Unido, donde la ahora detenida dejó durante seis días a la menor mientras celebraba su natalicio en Londres.

Verphy Kudi, a quien se pudo ver con la cabeza gacha mientras se leían los cargos en su contra, admitió los cargos de homicidio involuntario en el juzgado de Lewes Crown.

Según se supo, partió de Brighton el 5 de diciembre y viajó a Londres, donde estuvo seis días de fiesta con su novio. En la capital inglesa, explicaron las autoridades, asistió a una fiesta en Elephant and Castle, se quedó fuera hasta las 4 de la mañana e incluso hizo que un DJ anunciara su cumpleaños.

Cuatro días después, el 9 de diciembre, fue a una fiesta de cumpleaños en Coventry, a 150 millas (240 kilómetros) de Brighton, tras lo cual volvió a Londres donde permaneció hasta el día 11.

Al regresar a su casa y darse cuenta de lo sucedido llamó al servicio de emegencias para solicitar auxilio. "Ayuda, mi bebé no se despierta", habría dicho a la operadora tras encontrar a su hija inconsciente.

El personal de la ambulancia llegó a su hogar poco después del llamado, y la encontró "incoherente y angustiada" y a su hija tirada en el suelo.