CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los restos del periodista Mauro Viale, quien murió este domingo por complicaciones en su cuadro de covid, fueron trasladados al cementerio de La Tablada este lunes al mediodía en un cortejo fúnebre acotado, al que solo pudo asistir parte de su familia. Quienes habían estado con el conductor en los días previos a su internación quedarán aislados por haber sido contacto estrecho, hasta que se determine si tienen o no coronavirus. 

Solo participó del cortejo su hijo, el periodista Jonatan Viale, y su esposa Micaela. Ivana Viale había estado con su papá en la noche del viernes, cuando el conductor comenzó con los primeros síntomas de covid, por lo que debió aislarse para evitar la propagación del virus, en caso de dar positivo.

Según detalla Infobae, lo mismo ocurre con su marido, productor del programa que Mauro tenía en América, debido a que también fue contacto estrecho del periodista fallecido.

Fotos: Gustavo Gavotti/Infobae
Fotos: Gustavo Gavotti/Infobae

En tanto, la esposa de Mauro, Leonor Schwadron, tampoco pudo darle el último adiós en el cementerio. Tampoco pudo acompañarlo durante su internación en el Sanatorio Los Arcos. 

Mauro y su mujer se conocieron cuando tenían 18 años. Juntos crecieron, se convirtieron en padres y luego en abuelos de cuatro nietos (dos hijos de Ivana y dos de Jonatan).

Mauro Viale murió este domingo en el Sanatorio de los Arcos, donde estaba internado desde el sábado, luego de presentar síntomas de con coronavirus. El conductor había recibido el jueves la primera dosis de la vacuna, por lo que cuando empezó a sentirse mal lo adjudicó a las posibles consecuencias de la vacuna.