“Madre del Pueblo, te pedimos por la salud y el trabajo” es el lema de la 47ma. Peregrinación Juvenil a pie a la Basílica de Luján, en la provincia de Buenos Aires, que tiene lugar entre los días 2 y 3 de octubre.

Tras la pausa que impuso la pandemia, este fin de semana vuelve a realizarse de manera presencial la tradicional peregrinación a Luján, aunque los organizadores recomiendan no realizar el trayecto completo, no utilizar transporte público y que asistan solo quienes tienen al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, además de recordar que todas las instancias de la celebración podrán seguirse por redes sociales y en la web www.peregrinacionlujan.org.ar.

La imagen que encabeza la peregrinación este año no salió a las 12 hs del Santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, sino a las 8, cuando fue despedida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, Juan Carlos Aresy de allí partió en camioneta hacia Morón, para ser recibida a las 9 por el obispo local, monseñor Jorge Vázquez.

La Imagen Peregrina de la Virgen de Luján que está caminando en esta edición es la que bendijo el papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud del 2013 y es la que viene recorriendo toda la Argentina, incluida la Antártida.

La mayoría de las personas que llegaron a Liniers emprendieron su caminata para evitar aglomeraciones, tal como fue recomendado, y casi en su totalidad todos llevaban barbijos y elementos de higiene.

Una de las peregrinas, Patricia Champerro, de 47 años, contó a Télam que llegó en una combi con 16 personas de la localidad de 25 de mayo, que “hace 16 años” que participa y afirmó que “el año pasado estuvo muy angustiada por no poder venir”.

"Agradezco y estoy feliz por lo que tengo”, dijo la mujer que participó de la ceremonia de bendición de la imagen de la Virgen de Luján previo a su salida. Otra de las participantes, Valeria Albornoz, de 40 años, que llegó en una combi desde La Pampa, contó que hace 10 años que viene, y esta vez lo hizo junto a otras personas en una combi.

Sobre las 6.45 del domingo 3 la imagen llegará finalmente a Luján.

Aunque el santuario permanecerá abierto, todas las actividades como misas, confesiones y bendiciones se realizarán en la plaza Manuel Belgrano, frente a la basílica de Luján.

El domingo 3, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli presidirá la misa de las 7 en la plaza frente al santuario mariano, que será transmitida en vivo por Radio Nacional y las redes sociales de la peregrinación y del Santuario de Luján.

Se sugirió a los peregrinos realizar tramos más cortos, con salida desde Merlo, Moreno o La Reja o General Rodríguez, por ejemplo, para evitar saturar el sistema sanitario que, en este año especial, estará funcionando en un 50% en la ruta, comparado con años anteriores.

Es que este año, “no se garantiza la existencia de baños químicos en la ruta”, dijeron los organizadores, y recordaron que la asistencia médica estará reducida ya que habrá menos cantidad de puestos sanitarios fijos.

Además, pidieron “el uso permanente de tapabocas y la previsión de varios recambios, llevar elementos de higiene y sanitización personal, no dejar basura en la ruta, hacer un manejo responsable de los desechos así como embolsarlos de modo correcto y llevarlos a un lugar seguro”.

Debido a que se están realizando obras públicas en la estación de Moreno y sus alrededores, convocan a los peregrinos que comiencen a caminar desde la estación de Paso del Rey, donde a pocos metros se colocará la imagen de la Virgen.

Fuente: Infobae