La primera noche en la que tuvieron vigencia efectiva las restricciones estrictas para la circulación en Comodoro Rivadavia transcurrieron con normalidad y de manera "tranquila", según la evaluación del jefe de la Unidad Regional, Adrián Muñoz.

El funcionario policial destacó que la fuerza realizó, como se había anticipado, retenes en lugares fijos y puestos móviles de la ciudad, en algunos casos junto con personal de tránsito del municipio.

En ningún caso, según destacó, se registraron inconvenientes.

"La gente necesita seguir su vida normal y esto que tenemos que hacer para controlar muchas veces los pone de mal humor, pero entienden nuestro rol", destacó.

Además, puntualizó que a partir de las nuevas directivas, desde las 19:00 se le pide a los conductores o quienes circulen por las calles que presenten los permisos necesarios.

"Fue una jornada tranquila, con un escaso movimiento a la medianoche. Los permisos anteriores están vigentes y si se hubieran incorporado recientemente a algún lugar se le pide simplemente una certificación laboral del empleador", destacó.

Además, resaltó que se notó que "muchos comercios cierran antes de las 19 para que muchos puedan llegar a sus domicilios a horario".

Pero además, destaco que "hay tolerancia y sentido común para que la gente llegue a su casa".

"La gente necesita seguir su vida normal y esto muchas veces pone a la gente de mal humor. Hasta ahora reacciona bien y se pone mal con quienes no acatan las directivas", contó.

Además destacó que no hay prohibición de circulación entre Comodoro y Rada Tilly, aunque se controla que después de las 19:00 solo lo hagan quienes deban llegar a sus domicilios o a cumplir una tarea esencial.

“La gran mayoría llegaba a sus domicilios de su trabajo. Muchos iban apurados, les decimos que lo hagan con precaución, hay una hora de tolerancia. Si trabaja en Rada Tilly y vive en kilómetro 14 no va a llegar enseguida, por eso somos lógicamente considerados", destacó.