COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A nivel nacional, la tasa de actividad se ubicó en 38,4%, la tasa de empleo en 33,4% y la tasa de desocupación en 13,1%. “Estos resultados refl­ejan en gran medida el impacto que tuvo sobre la dinámica del mercado laboral la pandemia por la COVID-19 y las restricciones en determinadas actividades y a la circulación dispuestas por el decreto nº 297/2020 –señala el informe oficial del INDEC-, que estableció el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO)”.

En el aglomerado Comodoro-Rada Tilly, la tasa subió desde el 5,8 hasta el 6,5 por ciento de desempleo. Como ese porcentaje se aplica sobre la Población Económicamente Activa, al haber bajado la tasa de actividad el número final se mantiene: a pesar de que subió en términos porcentuales, la cantidad de personas que esto representa sigue en la misma nómina del trimestre anterior, con 5.000 desempleados netos.

En efecto, la tasa de Actividad en la ciudad tuvo un fuerte descenso, desde el 39,9 hasta el 32,6 por ciento. Este indicador es el que mide el dinamismo del mercado laboral, por lo que el descenso refleja que hay una menor cantidad de personas buscando empleo, de allí que también se reduce la Población Económicamente Activa (integrada por los ocupados y también por los desocupados que buscan trabajar), por un “efecto desaliento” de quienes no encuentran empleo y dejan de buscarlo.

Además de los 5.000 desocupados, en la ciudad hay otras 3.000 personas que están ocupadas pero demandan otro empleo, a lo que se suman 2.000 subocupados (trabajan menos de 35 horas semanales).

Llamativa baja en Rawson-Trelew

La medición en el segundo trimestre del año arroja una mejora más que importante en el aglomerado Rawson Trelew, que hasta el año pasado estuvo entre los peores indicadores del país. Si bien en el primer trimestre de este año había registrado una evolución positiva, al ubicarse en el 9,5 por ciento de desempleo, frente al 12,3 por ciento de un año antes. Aun así, ese porcentual seguía reflejando 6.000 desocupados puros y 9.000 ocupados en demanda de un mejor empleo, además de 7.000 personas subocupadas, la mayoría de ellas en demanda de más horas de trabajo para mejorar sus ingresos.

Sin embargo, la medición del segundo trimestre de este año presenta una mejora meteórica para la zona del valle. Según el INDEC,  la desocupación bajó hasta el 3,8 por ciento, descendiendo hasta sólo 2.000 personas sin empleo. El número de ocupados demandantes se ubicó en 7.000, mientras que los subocupados ascienden a 5.000 personas.