COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ante los reiterados contagios de coronavirus que se dieron a partir de reuniones familiares y otros festejos, desde el Municipio de Comodoro Rivadavia indicaron que adherirán al decreto nacional que permitirá sancionar a quienes desarrollen este tipo de eventos, como el llevado adelante el fin de semana en una vivienda de la comunidad gitana.

La prohibición para las reuniones sociales en todo el país a partir de este lunes abarca eventos públicos o privados con hasta diez concurrentes, y reuniones en casas familiares con cualquier tipo de número de personas más allá de los convivientes.

Según los detalles del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) publicado en el Boletín Oficial, quedan prohibidos en todo el territorio nacional los "eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a 10 personas".

Asimismo, no están permitidos los "eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente".

En Chubut, desde el Gobierno Provincial indicaron que quienes incumplan con el decreto recibirán una multa económica.

La situación se da en medio de una serie de contagios que aparecieron a partir de reuniones familiares o con amigos en su mayoría, de manera que se torna necesario de cierta manera avanzar sobre sanciones, se argumentó. 

Comodoro adherirá al decreto nacional que prohíbe las reuniones familiares

El fin sábado pasado, en Comodoro se dio un hecho particular en el que se denunció una fiesta de cumpleaños de 15 para unas 70 personas en una casa ubicada sobre avenida Roca, donde una familia de la comunidad zíngara realizó pidió catering, alquiler de mantelería, vajilla, ambientación, torta, suvenires, y todos los elementos tradicionales para este tipo de eventos. 

Lo cierto es que tras dar aviso a la Subsecretaría de Control Operativo dieron intervención a personal policial de Seccional Quinta, y al llegar a la casa los propietarios indicaron que solamente habían ido familiares a entregar un regalo, pero ante la insistencia de los uniformados quienes siguieron monitoreando el caso, finalmente se le permitió al jefe de la dependencia ingresar evidenciando la presencia de unas veinte personas pero todas estaban domiciliadas allí.

Tal como señala diario Crónica, ante la falta de orden de allanamiento solo se les permitió acceder a un sector de la vivienda, sospechándose que pudieron haber estado los invitados en otras habitaciones, incluyendo a quienes recientemente habrían llegado de la provincia de Corrientes.

En este marco, el subsecretario de Control Operativo, Ricardo Gaitán explicó que “cuando hay una denuncia de este tipo o la detectamos, lo que hacemos es dar rápidamente un informe a la policía y ellos actúan y dan aviso al fiscal federal, pero al ser una propiedad privada no se puede ir más allá”.

Y continuó: “Muchas veces hacen llamados anónimos para denunciar este tipo de eventos, en algunos concurrís y es mentira y en otras es real, por eso vamos a adherir plenamente al decreto que prohíbe reuniones familiares, así lo dispuso el intendente Juan Pablo Luque” afirmó.