COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Incluye audio) - La Dra. Viviana Romero, representante de Terapias Patagónicas de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, se refirió a los protocolos y al trabajo en el área en la ciudad. En diálogo con Actualidad 2.0, explicó que en Comodoro hay un total de "20 camas" para pacientes con coronavirus en terapia intensiva y que se observa una ocupación de "entre un 80 y 90". Explicó que "todavía no llegamos al pico" de casos ya que "todavía estamos esperando un caudal de pacientes que pueden descompensarse en estos días". 


"Todas las provincias tienen un protocolo emitido por la Sociedad Argentina de Terpapia Intensiva respecto a qué pasaría en la medida en que se van ocupando las camas en terapia intensiva y el recurso finito de los intensivistas. Es así que este documento se emitió en toda la Patagonia. El primer escalón es la inversión de camas de covid a no covid. En Comodoro están disponibles más o menos 10 camas en el privado y la misma cantidad en el público pero siempre había más camas no covid que covid. Por eso los hospitales Regional y Alvear invirtieron ese número y ahora tienen más covid que no covid, lo cual también es un riesgo y hay que estar atentos a esa situación porque  ahora también hay pacientes que tienen ACV, infartos, otras patologías que van a necesitar camas".

En cuanto al total de camas mencionado (20 entre el sector privado y público), dijo que "son camas asignadas para covid". El Hospital Regional tenía 7 no covid y 3 covid y al invertir generó 7 covid. El Alvear tenía 4 no covid y 2 covid e invirtió el número y ahora tiene 4", detalló.

"La disponibilidad es de 20 camas en Comodoro para pacientes covid. Están ocupadas entre un 80 y 90%; cada terapia intensiva podría admitir un paciente más hoy con seguridad pero todo depende de que los pacientes en sala general que son muchos no se descompensen y pasen a terapia intensiva, que ahora puede tener el canal de la guardia externa como uno que está en sala y se descompensa. Son dos vías de acceso en este momento", remarcó.

Afirmó que "gran cantidad de la población va a ser leve. En clínica estamos teniendo la saturación de camas de sala general. Todas las instituciones tienen pacientes ya moderados en un promedio de no menos de cinco pacientes cada institución. Estos pacientes pueden descompensarse. Por eso tenemos el tema de los anexos. El de la Enet está bien preparado pero hay que potenciarlo para poder admitir un paciente moderado de salida, que necesitó internarse en sala general, que fue mejorando, pero aún tiene un camino para el alta (dos o tres días). Estamos planteando que ese paciente pueda ir al anexo y poder admitir otro paciente en sala general". 

"El anexo de la Enet tiene seis camas preparadas con oxigenoterapia. Se nos notificó desde el Area Programática que estarán disponibles, por lo que todas las instituciones que tengamos un paciente moderado de salida podemos contar con esta posibilidad y eso le da aire al sistema".

"Los anexos tienen la cama, un sistema de oxígeno, un monitor contínuo, un saturómetro y un médico, enfermero y toda la logística que implica un anexo habilitado, en cuanto a la comida, etc. Antes eran para pacientes positivos que no podían aislarse en su casa, pero los pacientes moderados de salida implican otra estructura que están coordinando el Área Programática Sur con PAE que es quien ha instalado ese anexo", indicó.

AUMENTO DE CASOS GRAVES EN COMODORO

En cuanto al agravamiento de los cuadros y cuál puede ser el factor por el que se podrían haber complejizado los cuadros de los pacientes, mencionó en primer lugar el hecho de que tengan "comorbilidades" y mencionó al respecto: "Nosotros tenemos hipertensos, tenemos gran cantidad de pacientes obesos, diabéticos; pacientes crónicos que esta infección agrava esta condición preexistente. También hay pacientes sin factor de riesgo; ahí depende más de un factor individual pero en este momento estamos más o menos en los números nacionales, con esos porcentajes y creemos que todavía no estamos en el pico de cantidad de casos" aunque estamos yendo hacia allí.

𝑺𝒐𝒍𝒆𝒅𝒂𝒅 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter

"Todavía están en circulación pacientes que se han contagiado hace 14 días. Comodoro tuvo la característica de que acá es el saludo, el mate, la conversación, las reuniones familiares de más de 4 personas. Todavía estamos esperando un caudal de pacientes que pueden descompensarse en estos días", agregó. 

Sobre las medidas, indicó que "deben ser de reestructuración, como es la inversión de camas; otra puede ser extender la cantidad de camas pero nosotros tenemos un recurso finito. Uno extiende camas con médicos no especialistas o puede generar camas con otros especialistas intensivistas que no sean los mismos que están en Comodoro. El otro pasito escalonado es el tema de derivar a localidades cercanas pero no podemos hacer esto porque éstas dependen de nosotros. Nación ofrece ayuda con médicos intensivistas a ciudades complicados y envía terapistas, kinesiólogos y enfermeros; todavía hay pasos que podemos implementar", mencionó.

En cuanto a las restricciones, "opino que están bien las que se han implementado. Con qué necesidad salir un domingo; ahí uno se relaja, se junta con la familia, los chicos salen al parque; esos son los momentos en los que uno se contagia. Sabemos que todos necesitan trabajar pero en este momento quien tiene que circular es quien produce para su propia familia, para que pueda tener un sustento y no el resto de la sociedad".

"Las otras medidas son de protección: las instituciones se preparan; todas deben hacer lo mismo, reforzando la higiene de manos, el tema de la ropa; todas medidas de fortalecimiento. Dentro de las instituciones de salud en este momento el personal sabe que tenemos que redoblar esfuerzos para que las cosas salgan mejor".